Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ultima el embargo de la casa de Pedralbes para cubrir la fianza del duque

El instructor del 'caso Nóos' fijó la responsabilidad civil del yerno del Rey en 6,4 millones

El palacete de Pedralbes está a la venta por 10 millones de euros.

El caso Nóos se aproxima al día del juicio. El denominado palacetede Pedralbes, lujoso inmueble de Barcelona cuya propiedad comparten a medias la infanta Cristina de Borbón y su esposo Iñaki Urdangarin, quedará trabado con una anotación judicial de embargo, en la hoja del Registro de la Propiedad. El instructor José Castro, dictará este bloqueo patrimonial —y de otras tres viviendas menores en Palma y Terrassa de las que los duques de Palma también son titulares—, para cubrir la totalidad de la responsabilidad civil de 6,4 millones de euros que exigió al yerno del Rey, y solidariamente, a su exsocio Diego Torres. Los titulares del Instituto Nóos aportaron la relación de sus bienes y fondos pero no formalizaron la caución civil. El embargo se ejecutará, también, sobre el patrimonio de Diego Torres.

Una porción, la mitad del valor, de la mansión de 1.000 metros habitables de Pedralbes, vacía y en venta por 10 millones de euros, quedará trabada, embargada, como una obligación ineludible, al igual que la carga de una hipoteca. Pero esta anotación no paralizará su operación de eventual enajenación. En la reseña histórica de la propiedad, los posibles compradores y los vendedores quedarán advertidos de la incidencia. Y el juzgado tendrá prioridad en la exigencia del depósito o cobro.

La fianza civil de los 6,4 millones quedó establecida con firmeza por la Audiencia de Palma en mayo de 2013. En enero pasado el juez Castro, de acuerdo con el fiscal Pedro Horrach, acordó una fianza de 8,1 millones, que corresponde al caudal de fondos públicos de los gobiernos de Baleares y de la Comunidad Valenciana, supuestamente malversados al que se suma un 30%.

La Audiencia de Palma, determinó la existencia de “vehementes indicios” que apuntan a la “trascendencia penal” contra los dos socios de Nóos. La sala rebajó los 8,1 millones por el IVA ya detraído en los cobros de las Administraciones por el instituto Nóos. El yerno del Rey adujo que sería sometido a “un injusto empobrecimiento” si tenía que abonar dos veces el IVA.

La fianza estipulada a Urdangarin y Torres es solidaria, exigible individual y conjuntamente a ambos ex socios, que no han pactado una estrategia de defensa común ni tampoco negociado el pago compartido de los 6,4 millones. Esa fianza tiene por objeto garantizar que, en el caso de que sean condenados, la Justicia cuente con suficiente capital o bienes disponibles para que los reos afronten la reparación del daño causado a las arcas de la Administración

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin pagaron 5,8 millones en 2004 por la mansión de Pedralbes y cargaron con una hipoteca —de cinco millones a 30 años— de La Caixa. El juez recabó el dossier de la operación, las tasaciones e informes periciales. La casa que tenía entonces 700 metros cuadrados —se amplió a 1.000— se levantó sobre un solar de 2.124 metros. Los duques gastaron dos millones en la reforma del palacete. Y el letrado del yerno del Rey explicó en enero que “al no tener (Urdangarin) trabajo es complicado” que pueda pagar la hipoteca. Al menos tres cuotas de 50.000 euros quedaron en rojo, sin abonar.

Los duques de Palma compraron, además, a través de la sociedad común Aizoon, una planta baja en Terrassa (Barcelona) por 231.000 euros, también con hipoteca. En Palma adquirieron dos apartamentos (de 65 metros cuadrados), con aparcamientos y trastero por 391.850 euros, con hipotecas. En la causa judicial consta que Urdangarin adquirió un terreno rústico en Bergara (Gipuzkoa) de 30.000 euros. En el sumario están relacionadas las inversiones y el capital de compañías de las que fue consejero.

Diego Torres, con su esposa y coimputada Ana Maria Tejeiro, tiene un chalé adosado en Sant Cugat (Barcelona) pagado con un crédito de 1,2 millones. Con Nóos Consultoria invirtió en tres pisos de Palma, que tienen un valor catastral de 90.000 euros. El matrimonio Torres-Tejeiro tiene bloqueada por el juez una cuenta en Suiza con 960.000 euros.

La raíz del caso Nóos es la supuesta malversación de caudales públicos, fruto de los negocios sucios gestados desde el Instituto Nóos con los Gobiernos de Baleares y de la Comunidad Valenciana. La Audiencia de Palma vio una “intención y el ilícito propósito” de las autoridades de beneficiar a Nóos por la presencia del “yerno de Su Majestad el Rey de España”. Los ejecutivos baleares y valenciano de Jaume Matas y Francisco Camps, del PP, cometieron “un acto de desviación de poder y de favorecimiento”, con “el único propósito y perversa finalidad de beneficiar” por ser su presidente “el yerno del Rey y para agradar a la Casa Real”.

La Audiencia de Palma, que juzgará a Iñaki Urdangarin, Diego Torres, el expresidente Jaume Matas y otros encausados, indicó que el yerno del Rey “se valió de testaferros para ocultar que era él quien actuaba como auténtico gestor, así como también de la mercantil Aizoon, coparticipada al 50% con su esposa la infanta Cristina”. Nóos, reseñaron los magistrados “encubría y simulaba” subvenciones nominativas.

Más información