Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil detiene a un narcotraficante italiano fugitivo

El capitán utilizaba sus contactos en el mundo marítimo para conseguir barcos de alta cilindrada

Los prestaba a organizaciones que transportaban droga entre distintos países, pero vivía en Murcia

Cirilli, detenido esta mañana en Murcia.

 La Guardia Civil ha detenido este lunes en Murcia a Domenico Cirilli, un italiano de 52 años, perseguido por su país por varios delitos de narcotráfico y pertenencia a organización criminal. El arrestado es piloto profesional de la Fórmula 1 del mar y utilizaba su experiencia y relaciones en el mundo de las embarcaciones de alta cilindrada para conseguir lanchas veloces para dotar de embarcaciones a grupos criminales que utilizan este tipo de medios rápidos para poder transportar sustancias estupefacientes.

Cirilli tenía una Orden Europea de Detención emitida por las autoridades italianas y otras tres órdenes de búsqueda y captura dictadas por juzgados españoles. Las investigaciones se iniciaron cuando el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil tuvo conocimiento de que el ahora detenido pudiera estar residiendo temporalmente en una localidad de la provincia de Murcia.

Con esta información, agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y de la Comandancia de la Guardia Civil en Murcia, establecieron diversos servicios de control y vigilancia en lugares de ocio y domicilios presumiblemente visitados por el fugado, siendo localizado en un domicilio de la pedanía de Espinardo (Murcia) donde se procedió a su detención.

En el momento de la detención, Cirilli llevaba documentación falsa a nombre de otro italiano. Para poder ser extraditado a Italia, el arrestado ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial.