Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez tiene ya acreditada la veracidad de 55 apuntes de la contabilidad b

Los pagos y donativos anotados se elevan a 1,7 millones a lo largo de 15 años

pulsa en la foto

Para la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la contabilidad paralela que Luis Bárcenas, extesorero del partido, confeccionó durante 20 años es la suma de un montón de mentiras. Para sus antecesores en el cargo, Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos, también. Pero desde la publicación de los papeles, la investigación abierta en la Audiencia Nacional por el magistrado Pablo Ruz ha acreditado la veracidad de al menos 55 apuntes que suman pagos o donaciones por 1,7 millones de euros.

Se trata de anotaciones distribuidas a lo largo de 15 años, en el periodo que va de 1990 a 2008, y que han sido confirmadas bien por las pruebas aportadas al juez, bien por los testigos que han admitido ser receptores de dinero, o bien por documentos entregados por el propio Bárcenas. Muchas otras, en especial las supuestas donaciones por parte de empresarios que contrataban con la Administración, fueron negadas taxativamente por los aludidos.

El último en confirmar que cobró sobres en efectivo ha sido el gerente del PP entre 2009 y 2010, Cristóbal Páez, que también dijo haber custodiado documentos de Bárcenas. En los papeles del extesorero constan dos apuntes de 6.000 euros en los años 2007 y 2008 que fueron corroborados por Páez. Según él, fue otro extesorero, Álvaro Lapuerta, quien le entregó el dinero negro en un sobre y en billetes de 500. Él no declaró estos ingresos extraordinarios a Hacienda.

Donaciones anónimas

Son la parte del león en los papeles. La instrucción ha verificado que una parte de las donaciones ilegales que Bárcenas apuntaba en su cuaderno acabaron siendo ingresadas en una sucursal del Banco de Victoria (después Banesto) de forma fraccionada, de modo que nunca superaban el límite legal de 60.000 euros que marcaba la ley. Bárcenas llegó a hacer hasta 56 ingresos troceados por valor de 1,3 millones.

Sobres para cerrar la consulta médica

En la contabilidad b del extesorero figuran pagos al exdiputado Calixto Ayesa entre 1990 y 1995, entregados por el también exdiputado Jaime Ignacio del Burgo como intermediario entre el partido y Ayesa. Ayesa formó parte del Gobierno de Navarra tras un acuerdo con el PP. Para incorporarse tenía que cerrar su consulta médica y el partido decidió enviarle periódicamente una compensación. “Cuando el señor Del Burgo, en nombre del PP, me pide que sea consejero del Gobierno de Navarra, yo le digo que no porque tengo una situación patrimonial complicada, acabo de pagar un crédito de UCD y encima tengo que cerrar la consulta \[médica\] con tres hijos en la universidad. Era inviable”, reconoce Ayesa ante el juez. “Le planteo que no puedo ser consejero con esas condiciones. Y me dice, ya hablaré yo con ellos”. La gestión fructificó en forma de pagos que Del Burgo recogía en Madrid y llevaba a Navarra. “Me llamaba y me decía: te he traído un dinero. Cogía, iba, hablábamos de mil cosas y nunca comentamos los detalles de la operación”, explicó Ayesa. Ignacio del Burgo también figura en los papeles de Bárcenas en 2001 como receptor de 3.000 euros. Se acreditó que estos fondos fueron entregados a la concejala de UPN de Villaba Elena Murillo Gay, cuya vivienda había quedado destrozada tras un atentado de ETA.

 “Solo recuerdo que me dieron dinero”

En julio de 1999 Bárcenas apunta en su cuaderno la cantidad de dos millones de pesetas (12.000 euros) tras esta reseña: “Entrega a Álvaro Lap. (País Vasco) para Abascal”. Se trataba de Santiago Abascal Escuza, por aquella época juntero (miembro del Parlamento provincial) del PP en Álava, que estuvo en la diana de ETA durante varios años. “No recuerdo nada de todo aquello, solo que me dieron el dinero”, admitió.

Víctimas de ETA

Encarna Oviedo, viuda de Francisco Cano, asesinado por ETA, reconoció haber recibido del Partido Popular 18.000 euros tras el asesinato de su marido, Francisco Cano, concejal en el Ayuntamiento de Viladecavalls (Barcelona), en el año 2000. El pago se hizo pocos meses después del asesinato del concejal como ayuda económica para la viuda y sus dos hijas adolescentes.

El préstamo a Pío García Escudero

El presidente del Senado afirmó ante el juez Ruz que el partido le concedió un préstamo de 24.000 euros en el año 2000 para realizar obras en su domicilio, dañado por un atentado de ETA. Lo devolvió en talones y cree recordar que se los entregó a Álvaro Lapuerta. Nunca pidió ni le dieron un recibí, ni por el préstamo ni por las devoluciones. En los papeles de Bárcenas, sin embargo, solo figura la mitad del importe recibido por García Escudero.

Campaña electoral gallega

El exsecretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, que fue encarcelado por su relación con la trama Gürtel, avaló otro de los apuntes: una devolución de 21 millones de pesetas (126.212 euros) en efectivo que hizo en nombre del PP gallego al extesorero del Partido Popular Álvaro Lapuerta en mayo de 1999.

Actos benéficos

La Fundación Humanismo y Democracia, de la que es patrono el diputado por Jaén Eugenio Nasarre, recibió 70.000 euros que fueron reflejados en la contabilidad paralela que llevaba el extesorero. Fue en dos entregas. La primera, de octubre de 2003, recibida por Nasarre en un sobre en el despacho de Álvaro Lapuerta y en presencia del entonces gerente, Luis Bárcenas. La segunda cantidad, según reconoció Nasarre, la recibió José Ramón Pin, exconcejal del PP de Madrid y también patrono de la fundación. Según letrados presentes en el interrogatorio a Nasarre celebrado el 20 de mayo, admitió que el dinero se cobró en metálico y se ingresó en la caja fuerte de la fundación haciendo figurar en la contabilidad de la misma un “donativo anónimo”. <CO>La organización pacifista vasca Basta Ya recibiría otra aportación de 3.000 euros del partido.

La esposa de Bárcenas

El grupo de comunicación de Federico Jiménez Losantos, Libertad Digital, recibió una inyección de fondos procedente del PP en 2004, según la declaración de Bárcenas. La operación consistió en la compra de acciones del grupo por parte de varias personas afines al extesorero, entre las que se encontraba su mujer Rosalía Iglesias. Después, la caja b del partido reembolsaría el dinero a los inversores. De este modo, Iglesias vio compensada la compra de 1.360 títulos del grupo de comunicación por un valor de 149.600 euros.

Más información