Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno dice que cambiar el Valle de los Caídos “reabriría heridas”

El Ejecutivo responde a Jáuregui que no usará el informe de los expertos

El documento técnico pretendía dar otro significado al monumento

Vista general del Valle de los Caídos. Ampliar foto
Vista general del Valle de los Caídos. EFE

El Gobierno no tiene intención de actuar sobre el Valle de los Caídos para cambiar de significado el  monumento que Franco ideó para inmortalizar su victoria. Así lo ha transmitido en una respuesta escrita al diputado socialista Ramón Jáuregui, quien el pasado mayo registró una pregunta en el Congreso planteando si pensaban utilizar el informe elaborado por la Comisión de Expertos constituida por el Ejecutivo de Zapatero para reinventar el Valle de los Caídos.

"Respecto a las actuaciones de resignificación integral del Valle de los Caídos que recoge el Informe de la Comisión de Expertos, ha de señalarse que estas exigen el máximo consenso, para no reabrir heridas innecesarias", dice la respuesta del Gobierno.

En su respuesta, el Ejecutivo justifica, además, el gasto de 286.485 euros en la restauración de la portada de la basílica del Valle de los Caídos (donde se encuentran las esculturas de La Piedad, los Evangelistas y las Virtudes) "para asegurar el estado de las instalaciones, así como su mantenimiento preventivo para evitar el deterioro del conjunto y posibles riesgos para las personas". En su pregunta del pasado mayo, Jáuregui había planteado: "¿Considera el Gobierno más importante reparar la escultura de La Piedad que dignificar los osarios de los 33.847 muertos allí depositados?". El Ejecutivo contesta ahora que las obras realizadas en las cubiertas e interior de la Basílica, así como en el Risco de la Nava pretendían "canalizar las aguas de lluvia para evitar un mayor deterioro" ya que el agua es "la causa fundamental del mal estado de los osarios". 

En la exposición de motivos, Jáuregui, ministro de la presidencia en el último Gobierno de Zapatero, planteaba  que el Ejecutivo de Rajoy debería “trasladar los restos de Franco a otro lugar”. Esta fue la principal propuesta del comité de expertos que el Gobierno socialista, ya en funciones, planteó el 29 de noviembre de 2011 como única forma de dar otro significado al monumento y aliviar a los hijos y nietos de republicanos fusilados que habían sido enterrados en el mausoleo sin su consentimiento.

Cuando presentó aquel informe, el PP ya había ganado las elecciones y Jáuregui le pidió a Rajoy que no lo metiera “en un cajón”. Ahora, diecisiete meses después y a propósito de la cuantiosa inversión que el Gobierno pretende hacer en el monumento, el diputado socialista le pregunta si piensa atender alguna de las recomendaciones que planteó aquel comité de expertos, presidido por el catedrático de Filosofía del derecho Virgilio Zapatero y el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Pedro González-Trevijano.