Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dudas en el Constitucional sobre la idoneidad de Cobos como presidente

El magistrado ofrece convocar un pleno en septiembre para abordar su situación

Toma de posesión de los nuevos cargos del Tribunal Constitucional.

La militancia en el PP ocultada por Francisco Pérez de los Cobos ha despertado un evidente malestar entre los magistrados del Constitucional que apoyaron, de forma unánime, su candidatura como presidente. ¿Qué habría pasado si hubiera hecho pública su afiliación cuando fue elegido magistrado del Constitucional? ¿Habría obtenido el apoyo unánime para ocupar la presidencia?

Varios miembros del sector progresista admiten dudas sobre qué habría pasado en el pleno de elección de Cobos como presidente de haberse conocido que en 2010, cuando fue nombrado magistrado, pagaba su cuota como militante de base del PP. Todos los magistrados, tanto los del sector progresista (cinco) como los del conservador (siete contando Cobos) apoyaron, el pasado junio, su candidatura en un intento de escenificar sosiego y la independencia que clamaban desde hacía meses. Fue una votación inusual y de consenso, pero con un dato relevante oculto: la militancia de Pérez de los Cobos en el PP hasta, al menos, 2011.

Los magistrados son conscientes del descrédito que supone para el tribunal la declarada militancia política de su máximo representante. Sin embargo, el afán de proteger a la institución les llevó este lunes a enfriar el debate y aparcarlo hasta septiembre. Los magistrados se reunieron el lunes por primera vez en pleno desde que se conoció la afiliación de Pérez de los Cobos. El orden del día se limitaba a sacar adelante unas plazas de letrado pero la polémica acabó sobre la mesa.

Cobos se ofreció a convocar un pleno para tratar el asunto a fondo si hay un número suficiente de magistrados que lo solicita. La petición de un pleno extraordinario ha de estar firmada por, al menos, tres magistrados. En cualquier caso, nadie dentro del tribunal vaticina que se exija la dimisión del presidente. Las fuentes consultadas consideran que la destitución de Pérez de los Cobos no saldría adelante porque ningún magistrado de la mayoría conservadora estaría dispuesto a votar a favor.

Los miembros conservadores no forzarán su salida en una votación

En cualquier caso, no será hasta septiembre cuando se decida si abordan el asunto a fondo. Entonces, sabrán ya qué pasa con la comparecencia que el PSOE ha pedido para que De los Cobos explique ante el Congreso porqué ocultó su militancia cuando fue examinado en el Senado para constatar su idoneidad como magistrado. Además, para entonces habrán llegado al tribunal las impugnaciones anunciadas por distintos afectados de temas que él trató.

El primero en presentar la petición de nulidad de una de las actuaciones de Cobos ha sido el exmagistrado Baltasar Garzón. El presidente del Constitucional fue uno de los firmantes de la providencia en la que se negó amparo al exjuez de la Audiencia Nacional tras su condena en el Tribunal Supremo por prevaricación. “Se debió haber abstenido y, si se hubiera conocido la circunstancia de su militancia en el Partido Popular, habría sido sin duda recusado”, señala el escrito de los abogados de Garzón.

Según fuentes del Constitucional no hay precedentes de peticiones de nulidad, exceptuando las sobrevenidas por sentencias de tribunales extranjeros, como el del tribunal de derechos humanos de Estrasburgo, al que Garzón acudirá para denunciar la ausencia de un juez imparcial.

También han anunciado recursos la defensa del secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, y del ex secretario general de LAB Rafael Díez Usabiaga, a los que en junio el Constitucional negó la excarcelación mientras se fallaba su recurso de amparo. Los abogados abertzales argüirán que Pérez de los Cobos “tenía una posición prefijada, sobre ETA y sobre el caso Batasuna, como militante del PP”.