Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

John H. Elliot: “Es un disparate”

El hispanista inglés y Álvarez Junco critican el enfoque dado a las jornadas

El enfoque escogido por el Centro de Historia Contemporánea ha sido cuestionado por historiadores consultados por este diario. El hispanista inglés, John H. Elliot, mostró su perplejidad al conocer el contenido de las jornadas y no quiso conocer ni la primera circular del programa. “No vale la pena ni hablar. Con ese título (España contra Cataluña) ya sé que no me interesa. Es muy poco histórico y no tiene rigor ninguno. Es un disparate”, dijo el historiador en una breve conversación telefónica. José Álvarez Junco, catedrático de Historia de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, afirmó tras leer la circular que el esquema previo no tiene nada que ver con un simposio histórico o debate científico porque ya se dan por predeterminadas las conclusiones. Y cita que el mismo prólogo ya da por sentado las relaciones “siempre represivas” de España hacia Cataluña o las “condiciones de opresión del pueblo catalán”. A juicio de Álvarez Junco, la obligación de un historiador es conocer el pasado de la mejor forma posible aunque no necesariamente debe ser aséptica. “Pero una cosa es conocer el pasado y otra utilizarlo para fines políticos”, afirmó. “Lo que hubo entonces eran guerras internacionales y de dinastías entre los Borbones y los Hasburgo, que tenían el apoyo de Inglaterra. Y eso no tiene nada que ver absolutamente con los catalanes”, cuenta.

Fontana confía en que el simposio sea histórico y no de propaganda

A su juicio, cualquier nacionalismo intenta utilizar el pasado y sospecha que eso intentarán las entidades catalanistas e independentistas de la misma forma que, por ejemplo, el nacionalismo español tiende a idealizar a “Viriato y Don Pelayo al decir que defendían la identidad española, monárquica y católica cuando España aún no existía. Era solo una denominación geográfica”, apuntó Álvarez Junco, nacido en Lleida aunque vive en Madrid. “En ese simposio sobre 1714 los historiadores por tanto no tenemos nada que opinar porque no es una reunión de tales. A mí no me han invitado. No soy muy nacionalista. Más bien soy antinacionalista español. Me critican por los dos lados. Pero yo no estoy dispuesto a que los nacionalismos me deformen”.

Frente a esta postura tan crítica, Josep Fontana, uno de los historiadores catalanes de más prestigio y que dictará la lección inaugural, confía de entrada en el rigor de las jornadas al garantizar que se habían encargado las conferencias a académicos “bastante serios”. Fontana asegura que el Centro de Historia no tiene ninguna conexión política y asegura que no es nada que organice el Gobierno catalán. “No conocía el título del simposio y puedo entender que es provocativo o desafortunado”, dijo para insistir en que no responde a una inspiración política concreta. “Si la hubiera habido yo no participaría. Se trata de hacer un análisis histórico y no político y si yo viera que se trata de propaganda no iría. Para formular un juicio tendré que esperar a ver quién interviene en el simposio”, afirmó Fontana, que no conocía aún al resto de participantes. Los organizadores han encargado a Fontana la lección inaugural titulada España y Cataluña, 300 años de conflicto. “Desde mi perspectiva, a partir de 1714 se inicia un proceso represivo, histórico y cultural”, afirmó.

Más información