Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía vincula comisiones de Gürtel con ingresos en Suiza de Bárcenas

La UDEF remite al juez Ruz un nuevo informe sobre el exdirigente del PP

El extesorero participa con Correa en la intermediación para lograr contratos públicos

La policía no se cree las explicaciones de Luis Bárcenas sobre el origen de su fortuna en Suiza, que llegó a superar los 38 millones de euros. Los agentes de la brigada de blanqueo de capitales han puesto sobre la mesa del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz un informe en el que por primera vez vinculan los fondos que el extesorero del PP ocultaba en bancos helvéticos con las comisiones supuestamente cobradas de la red corrupta Gürtel, encabezada por Francisco Correa.

En su dossier, de 218 páginas, los agentes sostienen que “Luis Bárcenas está directamente relacionado con Francisco Correa con quien (...) ha participado en distintas operaciones de intermediación entre 2000 y 2007 para la concertación de adjudicaciones de contratos públicos hacia determinadas empresas”. Por estas gestiones, afirma la policía se “obtuvieron comisiones” de las que Bárcenas “era uno de los beneficiarios”.

El informe destaca como en el año 2002 “hay una aproximación que roza la equivalencia entre los ingresos en metálico [de Bárcenas] en el Dresdner Bank, que ascienden a 484.000 euros y el capital recibido en concepto de comisiones [de la red Gürtel], que asciende a 453.105 euros”. “El periodo de tiempo que media entre una entrega de las comisiones de Francisco Correa a Luis Bárcenas y el viaje inmediatamente ulterior a Suiza para el ingreso en efectivo en la cuenta del Dresdner Bank, no impide la utilización de parte de esos fondos entregados para sufragar gastos corrientes o extraordinarios del receptor y que no permitirían hacer coincidir el importe de dicha comisión con el ingreso en efectivo en la cuenta del Dresdner”, apostilla el informe policial remitido a la Audiencia Nacional.

Los agentes ponen de relieve ante el magistrado instructor del caso Gürtel un “aumento desproporcionado” del patrimonio de Bárcenas durante el periodo en el que dura su vinculación con Correa. Entre 2000 y 2005, el responsable de las finanzas del PP realizó 29 operaciones de ingreso de efectivo en sus cuentas del LGT Bank de Ginebra por al menos 3,89 millones de euros. Bárcenas viajó con el dinero en metálico desde España. El extesorero percibió de Correa, según la contabilidad intervenida al líder de la trama, 1,04 millones de euros.

Inversiones fallidas en lingotes

Bárcenas se presentó ante el juez Ruz en su última declaración como un inversor con gran olfato, especialmente para las operaciones bursátiles. Sin embargo, no todas las inversiones del extesorero del PP resultaron exitosas. La UDEF detalla en su informe al magistrado de la Audiencia Nacional una compra de lingotes de oro en Suiza que le generó pérdidas de 73.484 francos suizos (59.377 euros).

El 17 de mayo de 2010, Bárcenas adquirió 28 lingotes de oro, de 1,999 kilogramos cada uno. Por estas piezas abonó 1.241.212 francos suizos (1.002.940 euros). Once días después, el responsable de las finanzas del PP vendió una de las barras por 44.540 francos suizos (35.989 euros), y el 5 de julio del mismo año se deshizo de los 27 lingotes restantes: por ellos obtuvo 1.123.187 francos suizos (907.575 euros). En total, la pérdida fue de 73.484 francos suizos, según el informe.

La policía sospecha que los viajes a Suiza de Bárcenas se producían en el momento en que el extesorero del PP reunía una “cuantía en efectivo lo suficientemente importante para expatriar en un solo viaje la mayor cantidad posible”, o bien “aprovechando sus viajes de placer a Suiza”.

Según la policía, Bárcenas —primero personalmente y luego a través de testaferros— invertía los “fondos expatriados” en acciones de empresas españolas e internacionales, bonos o divisas. En la mayoría de los casos, las órdenes de inversión coinciden con las entradas de efectivo en las cuentas del extesorero del PP. Estos negocios especulativos le generaron a Bárcenas unos beneficios después de impuestos de 4,24 millones de euros entre 1999 y 2011.

El informe denuncia la “utilización de testaferros” por parte de Bárcenas a través de sociedades de inversión o incluso la constitución de una fundación, Sinequanon, o de “sociedades pantalla radicadas en paraísos fiscales u otros que mantienen una política de secreto bancario, que pretenden dotar de opacidad a sus participantes”.

Bárcenas se presentó ante el juez Ruz el pasado 25 de febrero como una persona con gran olfato para los negocios. Sin embargo, no todas las inversiones le salieron bien. La UDEF detalla en su informe al magistrado de la Audiencia Nacional una compra de 28 lingotes de de dos kilos de oro cada uno en Suiza que le generó pérdidas de 73.484 francos suizos (59.377 euros).

Los agentes destacan la “inexistencia de negocios jurídicos o actividades lícitas que justifiquen el aumento patrimonial” de Bárcenas. El antiguo empleado de Génova 13 envió 3,5 millones de Suiza a Estados Unidos, a través de una fundación tapadera domiciliada en Uruguay. Bárcenas dijo que este dinero correspondía a la “devolución de préstamos y del capital de inversiones comunes con terceros” radicados en Sudamérica. El informe acredita que en las cuentas suizas “no existen ingresos” atribuibles a personas ajenas a Bárcenas y que dichas inversiones “no existen”.

La policía concluye que las razones dadas por Bárcenas a las autoridades bancarias suizas sobre el origen de su dinero, inversiones inmobiliarias y compraventa de obras de arte, no son reales. “No consta la participación directa o indirecta en operaciones de compraventa de obras de arte a tenor de la información que obra en el ministerio de Cultura, y respecto a operaciones inmobiliarias sólo constan tres enajenaciones de bienes inmobiliarios de las que obtuvo un beneficio de 324.545 euros”.

Esta apreciación policial concuerda con el testimonio prestado el pasado miércoles por la pintora argentina Isabel Mackinlay, que reconoció que Edgar Patricio Bel, testaferro de Bárcenas y del también extesorero de la formación conservadora Ángel Sanchís, le entregó 1.500 dólares por estampar su firma en un contrato simulado de compraventa de obras de arte.

Más información