Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nasarre admite que recibió en sobres 70.000 euros de Lapuerta y Bárcenas

El presidente del Senado y el diputado del PP admiten el cobro de sobresueldos

García Escudero afirma que cobraba 4.200 euros al mes; Nasarre, 1.800

El reponsable de la Cámara Alta rebaja el préstamo que recibió de 30.000 a 24.000 euros

Los sobresueldos eran "generalizados", según el veterano diputado del PP

El diputado del PP Eugenio Nasarre certificó este lunes ante el juez Pablo Ruz los pagos de 70.000 euros que figuran a nombre de la fundación de la que era patrono en los papeles de Bárcenas, la contabilidad secreta del PP que destapó EL PAÍS el pasado 31 de enero. Nasarre abrió la ronda de interrogatorios a los que el magistrado de la Audiencia Nacional va a someter a los políticos de la formación conservadora que han admitido algunos de los pagos recogidos por Luis Bárcenas en su contabilidad paralela. Nasarre declaró a primera hora de la tarde en la sede de la Audiencia Nacional. Tras tomarle testimonio durante una hora, el juez Ruz se trasladó al Senado para interrogar al presidente de la Cámara alta, Pío García-Escudero, que admitió haber recibido un préstamo de 24.000 euros del PP en el año 2000 y sobresueldos de 4.200 euros al mes entre 1999 y 2003, pero negó los dos apuntes de la contabilidad de Bárcenas sobre él.

Nasarre sí reconoció en su declaración ante Ruz haber recibido en metálico los pagos de 30.000 euros y 40.000 euros para la Fundación Humanismo y Democracia, de la que era patrono, que figuran en los papeles de Bárcenas. La primera cantidad, de octubre de 2003, la recibió él en persona en un sobre en el despacho del entonces tesorero, Álvaro Lapuerta, y en presencia del gerente del PP, Luis Bárcenas, según fuentes judiciales. La segunda cantidad, según reconoció Nasarre, le fue entregada a José Ramón Pin, exconcejal del PP de Madrid y también patrono de la fundación. Según letrados presentes en el interrogatorio, Nasarre admitió que el dinero se cobró en metálico y se ingresó en la caja fuerte de la fundación haciendo figurar en la contabilidad de la misma un “donativo anónimo”.

En el caso de García-Escudero, sí reconoció el préstamo que le hizo el PP para reparar su domicilio después de que este sufriera graves daños por un coche-bomba de ETA en las inmediaciones. En los papeles de Bárcenas consta una entrega de 6.000 euros en diciembre de 2001 en concepto de “devolución del anticipo Atentado”. Tras la publicación de la contabilidad paralela del extesorero popular, García-Escudero explicó a EL PAÍS que el partido le concedió este crédito, que cifró entonces en 30.000 euros. Este lunes, García-Escudero rebajó la cantidad a 24.000 euros y dijo que le fueron entregados “sin intereses y sin fecha de devolución”, según fuentes judiciales.

En la contabilidad manuscrita de Bárcenas constan dos apuntes referidos a García-Escudero por 6.000 euros cada uno. El primero es de diciembre de 2001, sobre el anticipo por el atentado, y el segundo de julio de 2003, con una supuesta “15ª paga”. En su declaración ante el juez, negó tajantemente tener algo que ver con esas anotaciones.

En las declaraciones también salieron a relucir los sobresueldos que percibían los altos mandos populares al margen de su cargo público. Según fuentes conocedoras del interrogatorio que se celebró en el Senado, García-Escudero reconoció que entre 1999 y 2003 percibió, además de su sueldo de senador, 700.000 pesetas (4.200 euros) mensuales del partido. Este dinero, que se abonaba en 14 pagas anuales, se dividía en dos bloques. El primero, de unas 550.000 pesetas (3.300 euros), se lo abonaba el grupo parlamentario del PP en la Cámara alta como asignación de coordinador de organización electoral. El segundo, de 150.000 pesetas (900 euros), corría a cargo de Génova 13 (sede central del PP) como “gastos de representación”. Tanto el grupo como el partido tenían el mismo código de identificación fiscal.

Tanto García-Escudero como Nasarre, que cobraba entonces 1.800 euros mensuales de sobresueldo como secretario de estudios y programas del partido, señalaron que habían negociado esos pagos con el secretario general del PP, Javier Arenas. Nasarre afirmó que la existencia de “pagos complementarios por responsabilidad interna era un procedimiento “estandarizado” y “generalizado”. García-Escudero reconoció su sobresueldo, pero matizó que no le constaba si otros miembros de su partido han percibido ese tipo de emolumentos.