Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La imagen que los alemanes tienen de España se derrumba

Un barómetro del Real Instituto Elcano revela el fin del 'milagro español'

Gran parte de los teutones consideran que se trata de un país corrupto y débil

Mariano Rajoy recibe a Angela Merkel en La Moncloa, el pasado septiembre.

Débil, corrupto, tradicional y un país de ociosos. Esa es la imagen de España que tienen gran parte de los alemanes, según el último barómetro del Real Instituto Elcano, elaborado entre el 25 de marzo y el 4 de abril. En poco menos de 20 años, la desconfianza de los teutones se ha multiplicado por cinco. Así se desprende de la comparación de una encuesta del Instituto Universitario Ortega y Gasset elaborado en 1996. Entonces, uno de cada 10 alemanes consideraban que se trataba de un país poco fiable. Ahora, cinco de cada 10. Aunque el instituto no apunta el momento en el que se ha producido el cambio, los datos reflejan el fin del milagro español.

El barómetro del Observatorio de la Marca España del instituto también recoge la imagen de España en China, Reino Unido, Rusia, Estados Unidos y México. Destaca, no obstante, la evolución de esta visión en Alemania: en 1996 solo dos de cada 10 teutones consideraban a los españoles poco trabajadores y hoy son ya cuatro de cada 10; la calificación de España como país débil ha aumentado del 20% al 44%, probablemente por el efecto de la crisis; en 1996 dos de cada 10 alemanes creían que los españoles eran poco trabajadores y ahora cuatro de cada 10 los define como ociosos. Algo que no ha cambiado sustancialmente en este tiempo es el porcentaje de alemanes que opina que España es un país tradicional: 85% en 1996, frente al 77% en 2013.

A pesar del deterioro de la imagen del país, sigue estando bien valorado en Alemania, que lo puntúa con un 6,1 —en una escala de 0 a 10—, frente al 4,6 que le da a Grecia. Es una de las pocas consideraciones positivas que, a la luz del barómetro del Real Instituto Elcano, la potencia centroerupea hace de España. Así, uno de cada dos entrevistados sostiene que es un país de corruptos —la media de los otros seis países en los que se ha realizado la encuesta es uno de cada tres—.

La valoración de Rajoy se mantiene prácticamente en los mismos niveles de diciembre de 2012 en los tres países en los que se ha repetido la encuesta: Alemania, Estados Unidos y Reino Unido. Entonces la media era de 5,3 puntos, en una escala de 0 a 10, y ahora es de 5,4. Pese a que la mitad de los encuestados creen que España es un país corrupto, la valoración del país en el plano político se mantiene, y pasa del 5 al 5,2.

Las perspectivas sobre el futuro no son muy buenas. En el exterior todavía son mayoría los que piensan que España no saldrá pronto de la crisis. El 36% de los encuestados opina que la recuperación solo será a largo plazo; el 52%, a medio plazo, y solo el 12%, a corto plazo. Los escenarios más pesimistas se dibujan en el Reino Unido y en Alemania. Ahí el número de entrevistados que ven el final de la crisis a largo plazo es más alrgo (53% en Reino Unido y 44% en Alemania). El 62% de los encuestados en los seis países en los que ha tomado datos el Real Instituto Elcano consideran que España puede necesitar un rescate exterior para afrontar sus dificultades.