Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los escándalos que acechan a CiU

La justicia investiga cinco casos que afectan a dirigentes o altos cargos

Fidel Pallerols, en el palacio de Justicia de Barcelona. Ampliar foto
Fidel Pallerols, en el palacio de Justicia de Barcelona.

Al margen de su ideario, a los partidos de Artur Mas y de Josep Antoni Duran Lleida les une el acecho de la justicia y la imputación de sus dirigentes y altos cargos por diversos episodios de corrupción. Hasta ahora, solo Unió Democràtica (UDC) ha sido condenada por el caso Pallerols, pero los tribunales tramitan otro caso calcado de supuesto desvío de fondos públicos. Además, el cerco judicial a Convergència se estrecha como parecía impensable hace unos meses. Estos son los principales procesos abiertos.

» ‘Caso Palau’. La sede central de CDC en Barcelona está embargada por orden judicial para cubrir una fianza de responsabilidad civil de 3,2 millones de euros. El partido ha recurrido y está pendiente de lo que resuelva la Audiencia de Barcelona. Esa cantidad corresponde al supuesto beneficio que tuvo el partido por el expolio del Palau de la Música a través de la concesión de obras públicas, según el magistrado José Maria Pijuan. La investigación judicial está a punto de cerrarse para que pueda celebrarse el juicio.

» ‘Caso Adigsa’. “Ustedes tienen un problema que se llama 3%”. La célebre frase de Pasqual Maragall dirigida a CiU llevó al fiscal jefe de Cataluña a abrir diligencias en 2005 para investigar el pago de comisiones a las constructoras. Maragall se retractó después y el PSC miró para otro lado. Pero Iniciativa per Cataluña, que entonces gobernaba el departamento del que dependía la vivienda pública, aportó al fiscal pruebas del supuesto desvío de dinero en las obras de remodelación de los barrios de viviendas que gestionaba la empresa de la Generalitat Adigsa a través de presupuestos inflados. La fiscalía se querelló por malversación, fraude y falsedad. El caso está en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) porque entre los imputados está Ferran Falcó, diputado autonómico de CiU.

» ‘Caso Clotilde’. Xavier Crespo, otro diputado autonómico de CiU y exalcalde de Lloret de Mar, también está imputado en el TSJC por sus relaciones con la mafia rusa y el blanqueo de capitales. Crespo declaró el pasado día 13 y explicó los dos viajes que hizo a Rusia junto al presunto líder de la trama, Andréi Petrov. La fiscalía va más allá y considera que Crespo también pudo delinquir cuando, siendo alcalde, se adjudicó el servicio de recogida de basuras del municipio por 80 millones de euros a una empresa dirigida por un hombre vinculado al partido.

» ‘Caso ITV’. El tercer diputado autonómico de CiU imputado desde ayer es Oriol Pujol y está acusado de tráfico de influencias. Él niega que sea “ni cooperador ni necesario” de una supuesta trama para amañar concursos de estaciones de ITV, pero los jueces creen que utilizó su “peso político”, que desde ayer es más ligero y se ha debilitado.

» Cataluña y Territorio. Un juez de Barcelona ha acordado, a petición del fiscal, que Unió responda civilmente por el desvío de fondos presuntamente llevado a cabo por la fundación Cataluña y Territorio, afín al partido. Son 176.000 euros abonados a un proveedor que en realidad pagó servicios prestados a UDC mediante facturas falsas.