Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Ruz investiga si 21 imputados en Gürtel se beneficiaron de la amnistía fiscal

Ruz solicita a Hacienda datos de Correa y otros 20 imputados

García Pozuelo se une a Bárcenas y regulariza 531.000 euros que tenía en EE UU

El juez Pablo Ruz. Ampliar foto
El juez Pablo Ruz.

No solo el extesorero del PP, Luis Bárcenas, se ha acogido a la amnistía fiscal que aprobó el Gobierno el pasado 21 de marzo. Otro implicado en el caso Gürtel, Alfonso García Pozuelo —dueño de Constructora Hispánica e imputado por supuesto pago de comisiones ilegales a la red que dirigía Francisco Correa a cambio de contratas públicas— también se ha acogido a esta regulación fiscal especialmente ventajosa. García Pozuelo comunicó el pasado 4 de diciembre al juez Pablo Ruz, actual instructor del caso Gürtel, que ha regularizado el dinero del que dispuso en una cuenta de la banca Merrill Lynch, en Estados Unidos. Afloró un total de 531.239 euros, de los que pagó 53.123 euros.

Ante este goteo de imputados que esgrimen ahora ante Ruz que se han acogido a la amnistía fiscal del Gobierno (tratando de quedar impunes por el dinero evadido), Ruz dictó este martes un auto en el que facilita a Hacienda los nombres de los 21 principales implicados en la causa y pide a la Agencia Tributaria que le informe y, en su caso, le remita la documentación que estos hubieran presentado “al amparo del Decreto ley 12/2012, de 30 de marzo (declaración tributaria especial) como complementarias o sustitutivas" de las ordinarias y “correspondientes a los ejercicios 2003 y siguientes”.

En su auto, Ruz destaca que solicita esta información a la Agencia Tributaria “sin perjuicio de la valoración jurídico penal que de tales eventuales actuaciones tributarias proceda realizar en las presentes actuaciones”. La petición de Ruz se justifica porque sospecha que algunos implicados en la trama Gürtel han podido acogerse a la amnistía fiscal para librarse en concreto de este delito y, previo pago de un 10% al fisco, repatriar el dinero y evitar perderlo en su totalidad si el juez lo descubre en el extranjero y lo bloquea.

El juez también investiga los movimientos que realizó el extesorero del PP Luis Bárcenas para, como ha hecho, acogerse a la amnistía fiscal, en la que dice haber regularizado 10 de los 22 millones de euros que tenía ocultos en Suiza a finales de 2007. La Agencia Tributaria ha remitido a Ruz un escrito en el que le informa de que la declaración tributaria especial (la amnistía fiscal) presentada por Bárcenas “no puede producir ningún efecto de exoneración de responsabilidad penal”.

De lo que ha trascendido hasta el momento, solo tres imputados en Gürtel se han acogido a esta medida fiscal: Bárcenas, García Pozuelo y el exconsejero Alberto López Viejo (1,6 millones de euros).

No es la primera vez, desde que le estalló el caso Gürtel, que García Pozuelo tiene problemas fiscales y regulariza su situación con Hacienda. En 2010, el dueño de la extinta Constructora Hispánica, una de las promotoras más importantes de España, pagó un total de 21 millones de euros después de que la Unidad de Delitos Económicos de la Fiscalía de Madrid le descubriese otros impagos fraudulentos al fisco en los diez años anteriores. García Pozuelo pagó esos 21 millones para regularizar su situación con Hacienda y esquivar el delito fiscal que entonces le atenazaba. En paralelo, con ello intentó diluir el delito fiscal que aún se le imputa en Gürtel, ya que parte del fraude detectado tenía relación con el dinero de las comisiones pagadas a la red. El empresario se conformó con la pena que entonces le pedía el fiscal por esos impagos y eludió el juicio. Los 21 millones fueron la suma de triplicar la multa que, de acuerdo con la ley, le pedía el fiscal. Ese pago de 21 millones es, pues, anterior y al margen de este otro que ha realizado con esta amnistía fiscal y cuyo importe no se ha dado a conocer. En la caja B de la trama Gürtel aparecieron anotaciones de entregas de dinero de García Pozuelo a la red. Y, además, figura como uno de los empresarios que más sumas de dinero aportó supuestamente a las cuentas secretas que manejó el extesorero Bárcenas.

El juez Ruz sospecha que otros implicados en Gürtel también han podido acogerse a esta regularización fiscal especial y por ello enumera a Hacienda los nombres de los imputados de los que debe remitirle información. En concreto, pide datos de los cabecillas de la red, Francisco Correa y Pablo Crespo, de los exdiputados del PP en la Asamblea de Madrid Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco, y sobre el exdiputado por Segovia Jesús Merino. También pide información sobre la expareja del cabecilla Correa, María del Carmen Rodríguez Quijano, y sobre la mujer de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, a quien se le descubrió una cuenta con un millón de euros. Otros imputados sobre los que Ruz pide información son los exalcaldes madrileños de Boadilla, Majadahonda, Pozuelo de Alarcón y Arganda del Rey.

Más información