Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid y Londres negociarán cómo proteger las aguas de Gibraltar en disputa

Una delegación española del Ministerio de Exteriores viajará esta semana a Reino Unido

Margallo conversa con Hague durante la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN.
Margallo conversa con Hague durante la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN. EFE

España y Reino Unido han decidido sentarse a negociar antes de que la disputa por la soberanía de las aguas de Gibraltar, que ambos países reclaman, desemboque en un choque de trenes. El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, se reunió ayer en Bruselas con el secretario del Foreign Office, William Hague, después de que la Comisión Europea reconociera a los dos países competencias en materia de protección del medio ambiente sobre los ecosistemas marinos que rodean el Peñón. Según reveló García-Margallo, ambos acordaron que una delegación de alto nivel del Ministerio español de Exteriores viaje esta semana a Londres para buscar fórmulas de colaboración, como les ha pedido la Comisión.

“La única solución es olvidarnos del tema de la soberanía, saber que los dos tenemos la responsabilidad de velar por la protección medioambiental sobre las mismas aguas y buscar una fórmula de colaboración”, dijo el jefe de la diplomacia española.

La UE inscribió en 2006 como Lugar de Interés Comunitario (LIC), a petición de Londres, las aguas que Gibraltar reivindica como propias, mientras que España inscribió dos años después una zona más amplia que engloba a la primera. El Tribunal de Justicia de la UE desestimó el pasado 29 de noviembre el recurso de Londres contra el LIC español y el Consejo de Ministros aprobó un día después un decreto que castiga con fuertes multas el bunkering (suministro de combustible en alta mar) y el relleno de zonas costeras, entre otras agresiones al ecosistema.

Según fuentes diplomáticas españolas, en la negociación no participarán representantes del Gobierno gibraltareño.