Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los abogados apuran para evitar el pago de las tasas

La entrada en vigor del pago de tasas judiciales aceleró la presentación de recursos

“Si en un día normal presentamos una demanda, hoy hemos presentado siete”, confirma Gema Ortiz, de Pardos Abogados. Los juzgados experimentaron este miércoles más actividad de lo normal. La publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la ley de tasas judiciales, que obligará a pagar entre 100 y 1.200 euros por recurrir ante los tribunales, hizo que muchos letrados apuraran las últimas horas para presentar recursos y evitar el desembolso de dinero. La ley debía entrar este jueves en vigor, pero a última hora de la tarde de hoy, el Ministerio de Justicia anunció que se retrasaba varias semanas alegando problemas con el correspondiente formulario.

Fuente: Gobierno de España.
Fuente: Gobierno de España.

“No lo puedo cuantificar, pero sí se ha notado estos días un incremento de recursos con la clara intención de eludir el pago de las tasas”, aseguró el portavoz de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria, José Luis Armengol.

Los juzgados vascos, por ejemplo, se vieron “desbordados”, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press. En Sevilla, las demandas presentadas para evitar la subida en las tasas se han multiplicado en los últimos días. “Tanto que no dan abasto en la oficina de reparto los ocho funcionarios encargados”, explicó el juez decano sevillano, Francisco Guerrero.

También el decanato de la Ciudad de la Justicia de Valencia presentó más afluencia de lo habitual, pero solo a última hora de la mañana, poco antes de cumplirse el horario de cierre de los juzgados. Se llegaron a registrar esperas de casi una hora para presentar recursos, cuando habitualmente apenas son de cinco minutos. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana aseguraron que los registros, en ningún caso, se habían visto desbordados.

En el decanato Civil y Mercantil de Primera Instancia de Madrid ha habido en los últimos tres días esperas de hasta dos horas para presentar una demanda, según confirmaron fuentes jurídicas. También en los juzgados madrileños de la plaza de Castilla los abogados aguantaron colas poco frecuentes.

“Es normal. Sucede lo mismo que cuando va a subir el precio de la gasolina”, argumenta Joaquim Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia. Aunque carece de “datos estadísticos”, a este magistrado le consta que “bastantes abogados han acelerado la presentación de escritos”.

Así lo confirma Gema Ortiz, letrada de Pardo Abogados. “Hemos intentado presentar hoy todas las demandas que teníamos pendientes”, explica. En este despacho madrileño, en el que trabajan cuatro juristas, llevan asuntos de derecho civil, penal, mercantil, contencioso-administrativo, laboral, fiscal y familiar. “Van a descongestionar los juzgados a costa de quienes menos dinero tienen para litigar”, apostilla.

Tuvieron, en cambio, menos prisa por acelerar la presentación de recursos los clientes de Garrigues. Desde este despacho de abogados tributarios, que en su página web se autodefinen como “el más grande de España y Portugal”, aseguran que no han notado un incremento especial de actividad en los últimos días. A pesar de ello, comprenden que la entrada en vigor de las tasas haya podido influir en una mayor celeridad en la presentación de procesos en los últimos días, dado que pueden funcionar como elemento disuasorio a la hora de plantear procedimientos judiciales o continuar con recursos.

Con información de María Fabra, Patricia R. Blanco, Araceli Guede y Javier Martín-Arroyo.

Más información