Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Gomera sigue ardiendo mientras el Gobierno anuncia varias detenciones

La mayoría de los desalojados por la llamas, autorizados a regresar a sus casas

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, insta a acelerar la detención de los culpables

La Delegación del Gobierno asegura que ya ha habido arrestos, sin precisar ni cuántas ni dónde

El barranco de Valle Gran Rey, quemado por el fuego en La Gomera.
El barranco de Valle Gran Rey, quemado por el fuego en La Gomera. AFP

El Gobierno canario ha reconocido que será complicado extinguir en los próximos días el incendio que arde en La Gomera desde hace ya 12 días y que ha calcinado ya unas 4.200 hectáreas. Pese a que se ha producido un cambio en las condiciones meteorológicas que favorece las labores de extinción, la complicada orografía del terreno dificulta el control del fuego. No obstante, el frente que continúa activo, al norte de la isla, ha permanecido prácticamente estable desde el pasado lunes, pues el viento sopla en contra de la dirección en la que se desplazan las llamas. Los más de 1.000 vecinos de Vallehermoso que fueron evacuados debido al avance de las llamas en las cercanías del núcleo urbano fueron autorizados ayer a regresar a sus casas, después de más de 48 horas desalojados.

Esta decisión fue tomada después de una dura noche de lucha contra las llamas por parte de los efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y las brigadas de Medio Ambiente. En un primer momento, se descartó el regreso de la totalidad de los vecinos debido a que un árbol (un haya) de grandes dimensiones y envuelto en llamas rompió el perímetro de seguridad establecido para defender el núcleo urbano de Vallehermoso. A última hora de la tarde de ayer, la mayoría de los vecinos se encontraban en sus domicilios, si bien un pequeño número, personas con movilidad reducida permanece aún en la capital de La Gomera, San Sebastián, como medida preventiva ante la posibilidad de un nuevo desalojo.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, instó ayer a las fuerzas de seguridad a capturar a los “desalmados” que han provocado los incendios. De no existir una “máxima presión” para que haya detenciones, añadió, habrá “un calvario” este verano. Rivero explicó que aún no se han producido avances en las investigaciones y urgió a que se realice el mayor esfuerzo en los núcleos de población cercanos a los montes, ya que en estas localidades “se conoce todo el mundo”.

La Guardia Civil trabaja en varias líneas de investigación sobre el origen del incendio que ha arraso más del 10 por ciento de la superficie de La Gomera y ya ha practicado algunas detenciones, ha señalado a Efe la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento.

La delegada ha rehusado dar detalle alguno sobre esas detenciones, como el número de arrestados, quiénes o cuál es su grado de implicación, alegando que eso 'puede perjudicar a la investigación', pero ha recalcado que la Guardia Civil está poniendo todo el celo exigible para intentar aclarar el origen del fuego.

'Hay detenciones, pero que haya una detención no significa que esa persona sea culpable. Se tiene que seguir investigando y ni siquiera significa que sea intencionado, porque puede haber diferentes grados. No es lo mismo que uno prenda fuego a que uno esté en una barbacoa y cometa una negligencia', ha añadido.

El frente que permanece activo en La Gomera abarca desde Las Hayas hasta Cherelepín. En total, hay alrededor de 4.200 hectáreas afectadas, 750 de las cuales se encuentran en el Parque Nacional de Garajonay.

Los efectivos aéreos continuarán a lo largo de todo el día de hoy en las tareas de extinción, en las que participan siete hidroaviones, cinco de ellos propiedad del Estado y dos cedidos por el Reino de Marruecos. Confían en que la entrada de los vientos alisios, la bajada de las temperaturas y una humedad relativa del 30% les ayuden en su labor.

La reactivación del incendio en la isla colombina ha afectado a 1.097 hectáreas que, unidas a las estimaciones de la semana pasada (3.100 hectáreas), suman más de 4.000 hectáreas, lo cual quiere decir que el 11% de la superficie de la isla está afectada. Unas 750 de ellas se encuentran en el Parque Nacional de Garajonay, un espacio natural protegido que fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1986. El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz, ha definido la situación como un desastre ecológico.