Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Ruz imputa al extesorero nacional del PP por delito fiscal

Rosalía Iglesias ya está imputada desde mayo de este año

Debe responder de un posible fraude al fisco de 222.000 euros

Luis Bárcenas.
Luis Bárcenas.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que investiga el caso Gürtel, ha imputado por delito fiscal al extesorero nacional del PP Luis Bárcenas por un presunto delito fiscal cometido en 2006 y lo ha citado a declarar para el próximo 11 de julio. La imputación inicial iba dirigida contra su esposa, Rosalía Iglesias Villar, quien había ingresado en su cuenta corriente más de 500.000 euros en billetes de 500 el 19 de enero de 2006, un dinero cuya procedencia no había podido acreditar completamente y por el que no habría pagado más de 222.000 euros en concepto de IRPF.

No obstante, Rosalía Iglesias declaró ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que todos los temas económicos de la pareja, incluidos los referentes a la declaración de la renta, "los lleva y los ha llevado siempre" su marido, lo que el propio Bárcenas corroboró en julio del año pasado. Por ello, el juez entiende que, si hubo delito fiscal, este fue obra del extesorero del PP.

Ruz se basó para imputar a Rosalía Iglesias en un informe de Hacienda de junio de 2006 que detectó un supuesto fraude fiscal cometido por Iglesias al ingresar en su cuenta corriente más de 500.000 euros en billetes de 500 el 19 de enero de 2006. Esa cantidad, según aseguró la esposa de Bárcenas a los inspectores, corresponderían a la venta de un bien propio que había adquirido en 1987 por 1.803 euros y había vendido en 2006 por 558.196 euros.

Sin embargo, la Agencia Tributaria asegura que la esposa del extesorero del PP no ha podido acreditar hasta el momento cuál fue el bien que vendió ni a quién ni ha aportado los documentos que acreditarían su compra a finales de los años ochenta. La cantidad supuestamente defraudada, según señalaba el juez de la Audiencia Nacional en el auto de imputación de Iglesias, sería de 222.112,158 euros en concepto de IRPF.

Ruz argumenta en el auto que imputa a Bárcenas que fue éste quien contactó con Santiago Lago Bornstein para que este se encargara de las declaraciones tributarias y de la gestión del patrimonio de su esposa. Lago declaró el pasado 18 de junio que Bárcenas le pidió que se encargase de representar a su esposa ante la Inspección de Hacienda y que incluso tuvo que esperar para ello a que el extesorero volviera de un viaje para que le entregasen la documentación referida a las operaciones cuestionadas por la Agencia Tributaria respecto a la declaración de la renta de Rosalía Iglesias. Tuvo que ser así porque era Bárcenas quien guardaba dichos documentos. Además, reza el auto, "en las dos o tres reuniones que [Lago] mantuvo con su representada también estuvo presente el señor Bárcenas".