Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sortu pide tras su legalización la puesta en libertad de Otegi

El abogado Iñigo Iruin pide que tenga efecto en la Audiencia Nacional y en condenas como la del ‘caso Bateragune’

A la izquierda, y en primer término, Maider Etxebarria e Íñigo Iruin, los dos miembros de Sortu que han ofrecido la rueda de prensa.
A la izquierda, y en primer término, Maider Etxebarria e Íñigo Iruin, los dos miembros de Sortu que han ofrecido la rueda de prensa.

La legalización de Sortu por parte del Tribunal Constitucional supone un refrendo de la apuesta política iniciada por la antigua Batasuna. Así lo ha asegurado hoy el abogado y portavoz de la izquierda abertzale, Iñigo Iruin, quien ha destacado que los estatutos de la nueva marca y su rechazo a la violencia supusieron un “punto de no retorno” y ha recalcado, en este sentido, que la posibilidad de registrarse como partido compromete “aún más” en ese camino.

Sin tiempo para celebraciones, la izquierda abertzale aprovechó la legalización de Sortu para situar en el horizonte un nuevo objetivo que considera relacionado: la liberación de Arnaldo Otegi y los otros cuatro condenados en el caso Bateragune por tratar de reconstruir Batasuna. Sus abogados terminarán hoy de presentar los correspondientes recursos ante el Tribunal Constitucional, con la esperanza de que este “corrija”, con los criterios “asentados”, las penas de prisión impuestas en su día por la Audiencia Nacional y ratificada después por el Supremo.

Iruin ha comparecido esta mañana en un céntrico hotel de Bilbao, junto a otros promotores de Sortu, para valorar el fallo del Constitucional conocido ayer. Según ha remarcado, la legalización del partido supone “una gran noticia para Euskal Herria”, por el paso que representa para “superar la actual situación de excepcionalidad política derivada de las ilegalizaciones”. A lo que ha agregado: “Contribuye a la normalización que demanda la mayoría de la sociedad vasca”.

Contribuye a la normalización que demanda la mayoría de la sociedad vasca”

Íñigo Iruin

El portavoz abertzale ha destacado que la resolución favorable era previsible, ya que la ilegalización de un partido antes de iniciar su actividad suponía “un caso sin precedentes”. Además, ha remarcado que algunas sentencias de Estrasburgo, la legalización de Bildu, los votos particulares del Supremo y los propios estatutos de Sortu jugaban a favor de su admisión como partido. No obstante, ha mostrado su preocupación por la persistencia de “sectores en el Estado español que siguen apostando por conculcar derechos básicos”.

Tras celebrar el fallo conocido ayer, Iruin ha pedido su efecto en la jurisdicción Penal y más concretamente en la Audiencia Nacional, donde aún existen procesos pendientes que afectan a marcas abertzales precedentes como Batasuna, ANV y EHAK. Asimismo, ha insistido en que la sentencia convierte en “inexplicable” la condena previa por el caso Bateragune, ya que los cinco afectados por ese sumario, entre los que figura Arnaldo Otegi, “estaban en el inicio de la reflexión” que dio origen a los estatutos de Sortu. Por eso, entre hoy y mañana, la izquierda abertzale presentará los correspondientes recursos ante el Constitucional.

El abogado abertzale, no obstante, ha limitado su análisis jurídico al conocimiento del fallo, ya que aún se desconocen los pormenores de la sentencia y el contenido de los votos particulares. A su espera, ha garantizado la implicación de Sortu en la “vida política” y en la demanda de “reconocimiento nacional y autodeterminación para Euskal Herria”. Además, ha advertido de que “existe madurez y responsabilidad” en la sociedad vasca para establecer los “diálogos con los que construir un futuro en paz”.

Una vez legalizada su registro como partido, Sortu iniciará “en breve” su proceso constituyente, en el que participarán las bases de la izquierda abertzale “en todos los pueblos y barrios”. El debate inicial se centrará en definir las bases ideológicas, la línea política, el modelo organizativo y la estrategia de comunicación de la formación, una reflexión que se paralizará cuando se convoquen, en los próximos meses, las elecciones autonómicas vascas. Aunque Iruin no lo ha confirmado hoy, la nueva marca participará en los comicios como parte de la coalición soberanista EHBildu.