Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Kokorev, un exasesor internacional del PC soviético y una ‘periodista’

La pareja posee seis pisos en Canarias y Madrid escriturados en 2,5 millones

Los Kokorev, investigados como presuntos testaferros de miembros del Gobierno de Teodoro Obiang, residen en España desde 1998, primero en Las Palmas y ahora en Madrid. En un breve espacio de tiempo, el matrimonio ruso ha atesorado un importante patrimonio inmobiliario y movido en cuentas de bancos españoles más de 30 millones de euros.

Según un informe policial remitido al Juzgado de Instrucción número 5 de Las Palmas, los Kokorev tienen a su nombre o bajo la titularidad de sus sociedades seis pisos, tres en Las Palmas y tres en Madrid, escriturados en más de 2,5 millones de euros. Entre ellos destaca una vivienda en la calle de Pintor Rosales de Madrid escriturada en 1.700.000 euros. Phase Invest SL, una de las sociedades en las que aparecen como apoderados, adquirió en 2006 un total de 25 apartamentos en Lanzarote por 4.800.000 euros.

El informe de la Unidad de Delitos Económicos de la Policía Judicial de Las Palmas asegura que la familia Kokorev tiene un nivel de vida que no se corresponde con lo que declara a Hacienda, pone en duda la legítima constitución de las sociedades que manejan y su operativa bancaria, que define como “sospechosa” y cuyo objetivo es el blanqueo de capitales. Vladimir Kokorev figura dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos desde 2004, dentro del epígrafe de Actividades de Asesoramiento en dirección; su esposa, “a pesar de encontrarse en nuestro país desde 1998, es desconocida para el sistema de la Tesorería General de la Seguridad Social”. La policía ha investigado, también, a sus hijos Igor y Vladimir.

¿Conoce usted al presidente Teodoro Obiang?, preguntó el fiscal Luis del Río a Vladimir Kokorev durante las diligencias preliminares de investigación iniciadas por la Fiscalía Anticorrupción sobre el supuesto patrimonio oculto en España de miembros del Gobierno guineano. El ciudadano ruso respondió: “Le conocí desde la época de funcionario en la Unión Soviética. Conocí a los dirigentes de Guinea Ecuatorial en mi calidad de asesor del departamento internacional del PC de la Unión Soviética. Nunca tuve relación con los dirigentes del Gobierno, solo con la Presidencia del Gobierno, pero no con personas físicas”.

La policía investiga su relación con un hijo, el yerno y un sobrino de Obiang

Julia Kokoreva, esposa de Vladimir y apoderada en varias de las sociedades investigadas, se describió ante el fiscal como intérprete en América Latina, en la Unión Soviética y África, y periodista en “un periódico independiente” durante la perestroika. Dijo desconocer la actividad de la sociedad Kalunga Company, que manejan ella y su esposo y que recibió 19,9 millones de euros de una cuenta en el banco Riggs del presidente Obiang. ¿Cómo son los barcos de su marido?, le preguntó el fiscal. “No sé si mi marido tiene barcos de pasajeros o de mercancías en Guinea Ecuatorial”, respondió.

La policía investiga la relación de los Kokorev con Gabriel Nguema, Fausto Abeso y Melchor Esono, hijo, yerno y sobrino del presidente guineano. Estos dos últimos recibieron 2,1 millones de dólares (1,5 millones de euros) desde la cuenta que manejaban los rusos.

En una carta enviada a EL PAÍS, los Kokorev niegan cualquier relación con los hechos por los que se les investiga.

Más información