Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una disculpa en 11 palabras

Don Juan Carlos decidió ya el pasado lunes que iba a pedir disculpas antes de dejar la clínica

El rey Juan Carlos, a su salida hoy de la habitación tras recibir el alta hospitalaria.
El rey Juan Carlos, a su salida hoy de la habitación tras recibir el alta hospitalaria. POOL

"Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir". No se puede decir tanto en tan pocas palabras. En solo 11, don Juan Carlos ha pedido disculpas por su inoportuno viaje de caza a Botsuana la semana pasada para matar elefantes y que se dio a conocer al romperse la cadera y tener que ser intervenido. Las reacciones críticas que se produjeron tras conocer la noticia y las circunstancias en que se produjo fueron recibidas con gran preocupación en la Casa del Rey.

Don Juan Carlos ha seguido todo lo que se decía de él en la prensa y en la televisión. "Lee los periódicos y ve la televisión todos los días y es bueno que lo haga". Así reconocía un portavoz de la Casa del Rey que el Monarca estaba permanentemente informado del malestar de la calle por su comportamiento. Sus asesores también le explicaron la gravedad de la situación.

El pasado lunes don Juan Carlos ya tomó la decisión de hablar antes de abandonar la clínica y la Casa del Rey se puso a trabajar para ver cómo trasladar el mensaje de disculpa. Lo primero que se decidió es que no fuera mediante un comunicado. Era importante oír su voz y ver su imagen. Por eso se decidió que una cámara de TVE aguardara al Monarca a la puerta de su habitación. Así que poco después de recibir el alta médica, don Juan Carlos se vistió, recibió los últimos consejos del médico que le ha operado y dirige su rehabilitación, Ángel Villamor, y abrió la puerta. Sabía que al otro lado le aguardaba la calle, representada en esa cámara de televisión. Con el jefe de la Casa, Rafael Spottorno, el jefe de Comunicación Javier Ayuso y su ayudante Javier Arenas como únicos testigos, don Juan Carlos abordó el espinoso asunto y pronunció las 11 palabras que pasarán a la historia: "Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir". Bueno en realidad estaban previstas 10 pero hubo una más, un y, que don Juan Carlos introdujo  a última hora.

 Las declaraciones se grabaron solo una vez y se emitieron como si se tratara de un directo. Solo pasaron unos minutos desde que las hizo hasta que se reprodujeron.

Nunca ninguna autoridad política en España ha pedido perdón de una manera tan rotunda como don Juan Carlos lo ha hecho hoy tras cinco días de pública contestación.

Más información