Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior mandó aterrizar a un helicóptero que emitía la manifestación de Madrid

El ministerio alega que se le mandó aterrizar para no interferir la labor de control de las aeronaves de la policía

El Ministerio del Interior ordenó tomar tierra a un helicóptero que ayer había comenzado a sobrevolar la manifestación convocada por los sindicatos en Madrid con motivo de la huelga general del 29-M para retransmitir imágenes en directo para la web de EL PAÍS. La orden fue cursada directamente por la Secretaría de Estado de Seguridad sobre las 19.00, poco después de que el aparato comenzara a emitir imágenes de la marcha cuando esta aún no había llegado a la Puerta de Sol. La razón alegada por fuentes de Interior es que se le impidió el vuelo para no interferir la labor de los helicópteros policiales que trabajaban en la zona.

El aparato contratado por Overon, empresa suministradora de señal para televisiones, despegó sobre las 18.30 para tomar imágenes aéreas de la manifestación que media hora antes había comenzado en Madrid. El helicóptero contaba con los pertinentes permisos de vuelo y todas las autorizaciones pertinentes, según fuentes de la empresa.

Como en otras ocasiones, además de contar con los permisos, los responsables de la aeronave se encontraban en contacto y bajo la vigilancia de las autoridades. Pero, sobre las 19.00, el piloto recibió instrucciones de las autoridades para que abandonaran la zona y se dirigiera hacia el helipuerto de Cuatro Vientos, en la periferia de Madrid.

Una vez en tierra, solicitaron explicaciones de la Delegación del Gobierno en Madrid que, según la empresa, había recibido "órdenes directas de la Secretaría de Estado de Seguridad". Fuentes de Interior confirmaron la existencia de dicha orden y alegaron que se había cursado para que el vuelo del helicóptero de televisión no interfiriera la labor del de la policía.