Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cuadro de Bono y la foto de Marín costarán 107.380 euros

El Congreso autoriza un gasto de 82.600 euros en el retrato del primero y de 24.700 en la fotografía del segundo

Bono preside una sesión del Congreso.
Bono preside una sesión del Congreso.

La Mesa del Congreso de los Diputados ha dado vía libre a autorizar un gasto de 82.600 euros (72.000 más 12.600 de IVA) para el retrato de José Bono, su último presidente antes del cambio de Gobierno, un precio que, siendo similar al de cuadros anteriores, triplica el coste del dedicado a su antecesor, el también socialista Manuel Marín, que optó por una fotografía cuyo precio será de 24.780 euros.

El cuadro de Bono será obra del pintor Bernardo Torrens, que ya tiene colgado en las paredes del palacio del Congreso el retrato de Félix Pons, mientras que el de Marín será una fotografía de Cristina García Rodero, Premio Nacional de Fotografía en 1996 y primera española que ingresó en la Agencia Magnum. El órgano de gobierno de la Cámara Baja ha aprobado las cifras de los dos retratos:

En su día Bono cuestionó que su antecesor optase por una fotografía para la Galería de Retratos de Presidentes del Congreso, que ocupa la primera planta del Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Fue el actual presidente de la Cámara, Jesús Posada, del PP, quien decidió en febrero dar vía libre a la fotografía, argumentando precisamente que su precio es inferior a lo que podría costar un retrato al uso de un pintor de cierto renombre.