Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directora de la DGT cuestiona la cifra de muertos en accidentes

María Seguí dice que puede haber "sorpresas" cuando se computen todos los fallecidos

Su antecesor lamenta la "falta de consideración" con los trabajadores que certifican los datos

María Seguí se abraza a Pere Navarro el día en que fue nombrada.
María Seguí se abraza a Pere Navarro el día en que fue nombrada.

La nueva directora general de la DGT, María Seguí, ha cuestionado hoy uno de los pocos asuntos en los que parecía que existía unanimidad a la hora de considerar que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero había tenido éxito: la reducción del número de muertos en accidentes de tráfico. Seguí ha dicho que el indicador de siniestros utilizado habitualmente refleja solo una "fracción del problema" y que puede haber "sorpresas" cuando se haga un cómputo real de los fallecidos a 30 días en carretera y zona urbana. Su antecesor ha lamentado estas declaraciones. “Poner en duda los datos de muertos por accidente de tráfico es una falta de consideración con todos los funcionarios que recogen, comprueban y certifican los datos de la siniestralidad”, ha asegurado Pere Navarro.

En la presentación de un estudio sobre el tratamiento de la seguridad vial en los medios de comunicación, Seguí ha explicado que la cifra total de fallecidos en accidentes que la DGT publica hasta ahora en sus anuarios es una mera "estimación" realizada a partir de los datos reales de víctimas en las primeras 24 horas tras el accidente. A falta de cifras reales, recopiladas en hospitales o mediante un seguimiento de los heridos, Tráfico calcula el número de fallecidos a 30 días mediante un coeficiente corrector que arroja una estimación. 

Seguí asegura que ofrecer unas estadísticas reales de siniestralidad, equivalentes a las del resto de países de la UE, es uno de sus "primeros retos". Su intención es implicar en este objetivo a las comunidades autónomas, los servicios sanitarios y los Ayuntamientos, con los que ya se está trabajando.

Posteriormente, fuentes de la DGT han remarcado que Seguí "no ha puesto en duda" las cifras y que lo que ha planteado es que va a tratar de mejorar el sistema "para obtener mejor información" y conseguir "datos reales".

Sistema internacional

Ante las declaraciones de su sucesora, Pere Navarro ha resaltado que España sigue la metodología de Base de Datos Internacional sobre Tránsito Vial y Accidente (IRTAD, por sus siglas en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), "que es la referencia internacional". Navarro ha añadido que España, por indicación de la Comisión Europea, ha asesorado en esta materia a los países del Este de nueva incorporación a la UE. "Luego, no lo debemos haber hecho tan mal", ha indicado.

El ex director general de la DGT ha destacado que el cómputo de las 24 horas "es el internacionalmente conocido como indicador rápido que permite tomar decisiones, porque el indicador a 30 días en carretera y ciudad se tarda seis meses en tenerlo". Navarro ha reconocido que los muertos a un mes en carretera se obtienen aplicando un coeficiente obtenido por una muestra significativa porque no fue posible que todos los hospitales de las comunidades autónomas los aportaran. "Ojalá lo consiga el nuevo equipo porque sería un inmenso paso adelante, nosotros en ocho años no lo pudimos conseguir a pesar de haberlo intentado", ha lamentado.

No obstante ha asegurado que él y su equipo contrastaban los datos a 30 días con los que aporta el Instituto Nacional de Estadística y no había grandes diferencias. Eso le lleva a asegurar que "sorpresas no va a haber".

Ya hace un mes, la nueva directora general de la DGT afirmaba que el gran “mérito” de Navarro había sido lograr que los medios de comunicación se hagan eco de los problemas de seguridad vial. Navarro, que abandonó la institución después de casi ocho años, logró una reducción en torno al 60% en el número de muertos anuales en siniestros de tráfico. Él reconoce que todo es mejorable pero añade: "Es verdad que se lo hemos dejado difícil, porque nuestros datos hablan solos".

Más información