Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas arranca la campaña andaluza como favorito y roza la mayoría absoluta

El CIS sitúa al PP de Arenas al borde de la mayoría absoluta con el 45% de los votos

El PSOE andaluz recorta distancia con el PP y un pacto con IU lo podrían mantener en la Junta

Los socialistas ganarían en Asturias pero necesitarían a IU y UPyD

Los electores castigan a Cascos, que convocó elecciones seis meses después de llegar al Gobierno

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, durante la visita realizada a la panificadora Hidalgo en la localidad almeriense de Viator. Ampliar foto
El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, durante la visita realizada a la panificadora Hidalgo en la localidad almeriense de Viator. EFE

Cincuenta y cinco. Esa es la cifra que todos los partidos tienen marcado en un círculo en rojo en sus previsiones. En ese número está la mayoría absoluta de los 109 escaños del Parlamento andaluz y que según la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) conocida este jueves estaría rozando el Partido Popular en Andalucía. Por segunda ocasión, Javier Arenas parte como favorito en unas elecciones andaluzas cuya campaña arranca esta medianoche. La primera vez, en 1996, los socialistas lograron darle la vuelta a las encuestas y ganaron. A 15 días del día de las votaciones, el 25 de marzo, Arenas acaricia con la yema de los dedos ser presidente de la Junta en su cuarto intento como candidato, pero no se fía.

—“Comenzamos la recta final parar lograr un cambio histórico en Andalucía”, dijo el popular en un acto en Dos Hermanas (Sevilla).

—“¡Dios lo oiga!”, exclamó una señora.

Arenas arranca la campaña andaluza como favorito y roza la mayoría absoluta

—“Dios lo oiga y también la mayoría de los andaluces que nos tienen que votar”, replicó Arenas.

El sondeo del CIS sitúa el PP al borde de la mayoría absoluta con 54-55 escaños y el 44,9% de los votos, mientras la estimación para el PSOE es de 44-46 diputados, el 37,7%. Izquierda unida, con el 9,8%, sacaría entre 9-10. Ni UPyD ni el Partido Andalucista entraría en la Cámara autónoma.

Quiere esto decir que hay partido y que si el PP no logra la mayoría absoluta, Izquierda Unida tendrá que decidir si opta por una solución extremeña —dejar gobernar a la fuerza más votada— o apuntalar otro mandato de los socialistas, como ha dicho su líder, Diego Valderas, que hará, pese a la resistencia de determinados sectores de IU a que el PSOE sume otros cuatro años a los 30 que lleva en el poder. Los populares subirían entre siete y ocho escaños, el PSOE perdería entre 10 y 12 e IU crecería entre tres o cuatro.

CIS
CIS

Lo más sorprendente de la encuesta del CIS son los resultados cualitativos, esos que miden el grado de confianza en un partido. Son sorprendentes porque el PSOE atraviesa por sus horas más bajas, tras 30 años continuados al frente de la Junta, el caso del fraude de los ERE y una tasa de paro que trepa el 31%. Y pese a este cúmulo de circunstancias adversas, los socialistas, dice el CIS, superan al PP en intención directa de voto en más de cuatro puntos y en 16 en simpatía. También son más los que dicen que les gustaría que ganase el PSOE (33,6%) al PP (28,3%). Es la primera vez en dos años que una encuesta, de las muchas publicadas en Andalucía, arroja estos datos.

Otras preguntas cualitativas son igualmente favorables al PSOE. Este partido supera al PP cuando se le pregunta a los 3.139 encuestados qué partido es el que mejor defiende los intereses de Andalucía (32,6% frente a 19,5%); mejor representa sus ideas (34,6% frente a 20,2%); le inspira más confianza (30,6% frente al 23,9%); tiene mejores líderes (30,5% frente a 24,2%) y está más capacitado para gobernar (30,9% frente al 25,9%). También su candidato, José Antonio Griñán, obtiene mejor puntuación (4,54) que Arenas (4,23).

Por el contrario, el PP aparece como un partido más unido que el PSOE (29,2% frente a 25,7%) y una amplísima mayoría del 57% cree que la formación de Arenas ganará a la de José Antonio Griñán (18,9%). Los andaluces también optan por el cambio de Gobierno. A un 52,3% le gustaría que gobierne un partido distinto.

Con estos datos cualitativos, lo que no explica el CIS es cómo ha hecho su estimación de voto, El PP ganaría en todas las provincias aunque empataría en número de escaños con el PSOE en Sevilla y Cádiz. El PP encadena dos victorias consecutivas en Andalucía: ganó por siete puntos de ventaja en las municipales y por nueve en las generales. A Mariano Rajoy solo le falta Andalucía para cerrar el círculo de éxito electoral que inició hace 10 meses.

El CIS tampoco da un cálculo de participación, algo que es determinante en una encuesta, aunque el 72,6% dice que irá a votar con toda seguridad. Esta va a ser la primera vez en 18 años que las elecciones andaluzas se celebran en solitario y la idea más extendida es que unas autonómicas no generan tanto interés como unas generales. Además, el cansancio electoral puede hacer mella, ya que los andaluces van a ir a votar por tercera vez en menos de un año. Los indecisos, según el CIS, suponen el 31,1%. La encuesta fue realizada entre el 15 y el 27 de febrero, cuando el Gobierno ya había aprobado la reforma laboral.

No es exagerado decir que los socialistas acogieron el sondeo con euforia. “¿No han visto cómo vamos recortando, recortando, recortando y cómo el PP envilece la campaña cuanto más recortamos?”, dijo a los periodistas, así de reiterativo, Griñán.

En 15 días se sabrá si lo ha logrado. Si los andaluces han apostado por el cambio tranquilo que promete Arenas o el camino seguro que ofrece Griñán.

Más información