Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba elige a Soraya Rodríguez y a Madina para dirigir el Grupo Socialista

La exsecretaria de Estado de Cooperación será portavoz en el Congreso

El diputado vasco estará al frente de la secretaría general del grupo parlamentario

Griñan: ”Esta es una ejecutiva de todos y todos a remar en la misma dirección”

Foto de familia de la nueva ejecutiva del PSOE tras la primera reunión. Ampliar foto
Foto de familia de la nueva ejecutiva del PSOE tras la primera reunión.

Soraya Rodríguez, exsecretaria de Estado de Cooperación, en la última legislatura, diputada por Valladolid desde 2004 y antes eurodiputada, es la persona elegida por el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba para dirigir el grupo parlamentario socialista, junto al diputado vasco Eduardo Madina. El cargo de Rodríguez será el de portavoz, mientras que Madina será el secretario general del grupo en el Congreso de los Diputados, que en la nomenclatura del grupo parlamentario suponen el uno y el dos respectivamente. El parlamentario vasco ya ocupaba interinamente la secretaría general, con José Antonio Alonso como portavoz, al prorrogar todos ellos sus puestos hasta que la nueva dirección del partido decidiera los nombramientos parlamentarios.

Soraya Rodríguez. ampliar foto
Soraya Rodríguez.

Las fuentes informantes señalan que el secretario general después de nombrar a Elena Valenciano como número dos del partido y, por tanto, su mano derecha, quería hacer lo mismo en el grupo parlamentario con Soraya Rodríguez: Valenciano en el partido y Rodríguez en el grupo parlamentario. Esta diputada, que encabezó la lista por Valladolid, mantiene una estrecha relación de amistad con Valenciano y ha trabajado en distintos momentos de su trayectoria política con Rubalcaba. La exsecretaria de Estado de Cooperación fue nombrada en 2008 para el cargo en sustitución de Leire Pajín cuando pasó a ocupar la secretaría de Organización del PSOE. Antes había pertenecido a la ejecutiva federal del PSOE entre 2004 y 2008 al nombrarla José Luis Rodríguez Zapatero responsable del área de Medio Ambiente, Agricultura, y Sostenibilidad.

Eduardo Madina. ampliar foto
Eduardo Madina.

En la primera ejecutiva del partido, que ha empezado a las once de la mañana, se ha abordado el nombramiento de las direcciones de los grupos parlamentarios y la primera toma de contacto de sus miembros. Todos llegaron puntuales y solo hubo una ausencia.Patxi López, secretario general de los socialistas vascos pero, sobre todo, presidente del Gobierno vasco, ya dejó claro que su prioridad era el gobierno vasco y, por tanto, su responsabilidad como secretario de Relaciones Políticas del PSOE, no interferiría en su principal cometido.

Por otra parte, Javier Fernández, líder de los socialistas asturianos sustituye a José María Barreda como coordinador del consejo territorial del PSOE que reúne a los secretarios generales de todas las federaciones. Fernández es el candidato a la presidencia asturiana, amigo personal de Rubalcaba. La federación asturiana apostó muy mayoritariamente por el ganador del congreso. 

En la conferencia de prensa posterior a la reunión del partido, el nuevo secretario general del PSOE ha asegurado que el partido sale del congreso "fuerte y unido", con "una buena dirección". Rubalcaba también ha dicho que "si ha habido un socialista con una buena relación con el PSC ese ha sido el secretario general [refiriéndose a él mismo]", en relación con las tensiones que se han producido con los socialistas catalanes. Preguntado por la inclusión de Patxi López en la ejecutiva, ha contestado que es "un activo como la copa de un pino" y que el partido no puede prescindir de él en estos momentos. Sobre la propuesta, avanzada el sábado, de revisión del concordato, el líder socialista ha asegurado que "en el momento actual" el partido no "firmaría el acuerdo con la Santa Sede". "Si el PP retrocede 30 años nos sentimos libres para cambiarlo", ha agregado.

Uno de los primeros en llegar a la ejecutiva ha sido José Antonio Griñán, presidente del PSOE y de la Junta de Andalucía, nombrado por Rubalcaba como gesto de integración a sabiendas de que Griñán y su equipo más cercano habían apostado, aunque nunca lo dijo en público, por Carme Chacón. “Esta es una ejecutiva de todos y todos a remar en la misma dirección”, dijo el presidente andaluz al llegar a la sede socialista. “Un liderazgo fuerte se consolida con un partido unido”, solicitó. Quizá tenía muy presente que otros políticos que estuvieron con Chacón han hecho público su malestar por la ausencia de dirigentes que apoyaron a la exministra en el núcleo de dirección aunque sí hay dirigentes que votaron a Chacón, al menos siete u ocho, entre los vocales, es decir, sin responsabilidad concreta en áreas.

Más información