Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÁTIMA BÁÑEZ |EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL

La cara andaluza del nuevo PP

Con cuatro legislaturas a sus espaldas ha participado en el traspaso de poderes

Ampliar foto
Fátima Báñez.

Sin levantar titulares, Fátima Báñez (San Juan del Puerto, Huelva, 1967) se ha ganado la confianza de Mariano Rajoy. Su carácter discreto han convertido a esta licenciada en Derecho y Empresariales en la interlocutora del PP con los sindicatos, con quienes mantiene buena relación.

Báñez inició su carrera tras ser nombrada coordinadora de la Presidencia del PP de Andalucía con Teófila Martínez, y tiene el respaldo de Javier Arenas. De ahí dio el salto al Congreso de los Diputados, donde aterrizó en el año 2000. Poco a poco, y a base de constancia, se hizo un hueco en la política nacional, hasta convertirse en una de las personas de confianza de dos baluartes del equipo de Mariano Rajoy: Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro.

Casada y con dos hijos, la diputada por Huelva ha participado en las reuniones del traspaso de poderes —el llamado equipo de Soraya—, lo que hizo que fuera incluida en las quinielas ministeriales que se han realizado en las últimas semanas pese a ser una de las dirigentes más desconocidas. En su caso no ha habido decepción. A ella le corresponderá lidiar con el gran compromiso que se ha fijado Rajoy para esta legislatura: la lucha contra el desempleo.