Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
hacia la X legislatura

Rajoy habla ya de medidas “no gratas” y evita compromisos

Señala que si no puede cumplir algo de lo que prometió, lo explicará

Todo está en el aire. Mariano Rajoy, enfrascado estos días en la preparación del debate de investidura, deja cada vez más claro en sus escasas intervenciones públicas que no ve nada claro si podrá mantener sus promesas, entre ellas las de no recortar el gasto social y no subir impuestos. Ayer, tras su audiencia con el Rey, ofreció una comparecencia con preguntas —la primera rueda de prensa en tres meses— en la que evitó compromisos de ningún tipo. El único que repite, en un mensaje claro a Europa y a los mercados, es el de que cumplirá el objetivo de reducir el déficit en 2012 al 4,4%. En lo demás, no quiere mojarse, al menos antes del debate.

Se le preguntó si mantiene, ahora que ya tiene muchos más datos, su idea de revalorizar las pensiones o no recortar el sueldo de funcionarios, o si piensa ya en recortes como los de la Generalitat de Cataluña. “Vamos a cumplir nuestros objetivos de déficit publico, el compromiso que tenemos con la UE”, citó como primera medida, dejando claro que esa es la prioridad. “A partir de ahí fijaremos la previsión de crecimiento, porque la actual, del 2,3%, no se va a cumplir. Tendremos que fijar un techo de gasto. Y tendremos que tomar decisiones. Algunas no serán gratas, como no han sido gratas las que ha tomado el presidente de la Generalitat. Pero los españoles saben que tenemos que tomar ese tipo de decisiones”.

En esta respuesta dejaba claro que los compromisos electorales están en el aire. Aunque en otra corrigió ligeramente el tiro, al final abrió la puerta de nuevo a ese incumplimiento. “No, lo que pasa es que no quiero adelantar el contenido de mi debate de investidura”, señaló. Es muy posible que Rajoy anuncie allí que revalorizará las pensiones, algo a lo que se comprometió en campaña, aunque no otras cuestiones como no subir impuestos, una decisión que llegaría en marzo, con los nuevos Presupuestos.

Tendremos que tomar decisiones. Algunas no serán gratas, como no han sido gratas las que ha tomado el presidente de la Generalitat"

“Mi intención es cumplir lo que he dicho. Si alguna cosa no la puedo cumplir, lo explicaré. No sé cuál es el déficit de este año. Si el déficit es del 6% son 16.000 millones de recorte; por cada punto extra son 10.000 millones más. Hasta que no haya cuadro macroeconómico no podré tomar una decisión”, alegó. Esto es, hasta febrero o marzo. “Vamos a cumplir el déficit. A partir de ahí haremos todos los esfuerzos, no voy a adelantar acontecimientos”, insistió en otra respuesta.

Rajoy tampoco quiso entrar en la propuesta de CEOE sobre despido de funcionarios. Simplemente evitó la cuestión y dijo que él con la patronal solo ha hablado de la reforma laboral.

Mientras, Alfredo Pérez Rubalcaba, que compareció un poco antes, aseguró que le había dicho a don Juan Carlos que el PSOE hará el tipo de oposición que le hubiera gustado tener si hubiera ganado las elecciones y se mostró satisfecho de que, al fin, Rajoy tenga que “bajar el balón” y explicar sus planes en el debate de investidura.