Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MOVIMIENTO 15-M

La policía desaloja a los 'okupas' del hotel Madrid y del Albéniz

Los okupantes permanecían en el céntrico edificio de la calle Carretas desde el 15 de octubre

Detenidas 10 personas por infracción de la ley de extranjería y delito contra la salud pública

Los indignados convocan una concentración esta tarde a las 20.00 en la Puerta del Sol

La Policía Nacional ha desalojado a los okupas del hotel Madrid y del teatro Albéniz. La operación ha comenzado a las 7.00 de la mañana y han participado una veintena de furgones policiales y 200 agentes de la Unidad de Intervención Policial Antidisturbios que han blindado los accesos a los dos edificios que comunican por un túnel subterráneo. A pesar de esta entrada en el subsuelo los okupantes forman parte de colectivos diferentes. La okupación del hotel Madrid surgió de los participantes del movimiento 15-M mientras que los del edificio del Albéniz desmintieron su vinculación con los indignados. 

Los agentes han desalojado a 93 personas en el caso del hotel y a 10 personas de los edificios colindantes con el teatro. A todos ellos se les imputa un  delito de usurpación de la propiedad inmueble. El desalojo se ha producido sin incidentes y 29 personas han sido trasladadas a las dependencias de la Brigada Provincial de Información para identificarlos porque no llevaban ningún tipo de documentación. El lanzamiento ha sido ordenado por el Juzgado número 39 de Madrid y la policía ha decomisado varias armas blancas en ambos edificios y plantas de marihuana en las plantas superiores al teatro, según han informado fuentes policiales.

Hay 10 detenidos, nueve de ellos por infracción de la ley de extranjería ya que se encontraban en situación irregular en España y otra por un delito contra la salud pública como presunto propietario de las ocho plantas de marihuana intervenidas por la policía.

El desalojo ha terminado en torno a las nueve de la mañana, los agentes han permanecido en las inmediaciones a la espera del propietario del inmueble. Varios obreros han acudido también al lugar a tapiar las entradas del hotel abandonado.

El pasado 15 de octubre, unas 40 personas entraron y okuparon el hotel Madrid, en el número 10 de la la calle Carretas, tras la jornada global de protestas del movimiento 15-M que tuvieron lugar en más de 1.000 capitales de 82 países. En estos cerca de dos meses los indignados han tenido tiempo de blindar algunas puertas y dificultar un posible desalojo con cerraduras y palancas que los agentes han retirado esta mañana con golpes y mazas.

Los indignados anunciaron que el hotel Madrid serviría para alojar a personas y familias desahuciadas, al tiempo que abogaron por extender las okupaciones a otros puntos de la ciudad. El 31 de octubre llegaron al hotel los primeros "huéspedes": afectados por procesos de desahucio. En una pequeña habitación de la primera planta se instaló la Oficina de Vivienda, un centro de información jurídica y práctica para futuras tomas de inmuebles y desarrollar espacios "donde se aprenda de manera no autoritaria ni jerarquizada, libre de cualquier dogma o voluntad sectaria y al margen de la razón utilitarista", según la web de la Acampada Sol.

El 10 de noviembre una pancarta se extendió sobre la fachada del Albéniz, en el número 11 de la calle de la Paz: "Espacio liberado desde septiembre; Aquí viven familias desahuciadas y gente sin techo". Siete okupas abrieron las puertas del edificio contiguo al teatro a 13 personas desahuciadas, aunque la plataforma de amigos del Albéniz temió por el perjuicio que pudiera provocar en la sala, las puertas del espacio escénico continuaban cerradas y tapiadas. La okupación cercaba el teatro pero no había entrado en el patio de butacas.

La oficina de vivienda ha convocado esta tarde en la Puerta del Sol, el epicentro de sus protestas, una concentración a las ocho de la tarde "en repulsa" por el desalojo. Para seguir las reacciones la etiqueta en la red social Twitter es #desalojohotel.

El consejero de Economía de la Comunidad, Percival Manglano, ha asegurado hoy que el desalojo llega tarde y ha recordado que todavía quedan cinco edificios okupados en la región, dos de ellos de titularidad del Gobierno regional.

“Podía haber sido mucho antes y la delegación del Gobierno podía haber sido más proactiva”, ha afirmado el consejero que ha instado a desalojar “cuanto antes” los inmuebles que permanecen okupados porque “ponen en riesgo la seguridad de los que están y de todos los vecinos”.

El portavoz del grupo parlamentario del PP en la Asamblea de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna, ha pedido a la delegación del Gobierno que “actúe consecuentemente” en caso de que la concentración convocada a las ocho en Sol no cuente con la autorización necesaria.

A los desalojos se ha sumado también el cierre de los accesos al mercado de Montamarta, en el distrito de San Blas. Los propietarios del antiguo mercado han aprovechado que las instalaciones del inmueble, okupado hace un mes y medio, se encontraban vacías  para tapiar las entradas al recinto, han informado a Europa Press fuentes municipales.

Más información