Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
DIMISIONES EN BLOQUE

IU Extremadura reconoce desavenencias internas por su relación con el PP

Ocho de los 17 miembros de la presidencia de la coalición dimitieron en bloque el domingo

Pedro Escobar, coordinador de IU Extremadura. EUROPA PRESS

La dimisión en bloque de media cúpula de Izquierda Unida (IU) Extremadura -ocho de sus 17 miembros- desató ayer los rumores sobre los efectos a medio plazo de la formación permitiese gobernar al PP tras las autonómicas de mayo. Pedro Escobar, coordinador general de la coalición en Extremadura, se apresuró a desmentir ayer que las razones tuvieran nada que ver con aquello, pero hoy ha comenzado a admitir que hay miembros de la dirección regional más proclives a una posición más crítica con el PP. La razón de las dimisiones estaría en que parte del partido no está conforme con cómo están desarrollando su labor parlamentaria los tres diputados de la formación, según Escobar.

"Reconozco que algunos compañeros han manifestado desavenencias sobre cómo estamos desarrollando la actividad parlamentaria y opinan que no ha habido suficiente comunicación entre la Asamblea y el partido, que no hemos consultando cada decisión que había que tomar. Yo discrepo, porque no puedes estar reuniendo a la Presidencia todo el día", ha explicado Escobar en conversación telefónica.

A Escobar no le han sorprendido las dimisiones (de hecho, sabía de una desde septiembre), pero sí que se hayan producido en bloque -"ellos niegan que una dimisión haya tenido que ver con otra", cuenta con escepticismo-. "No estoy preocupado", ha dicho, y ha confirmado que hasta el momento (las tres de la tarde), no le habían llamado desde la federación nacional de Madrid. En mayo, cuando la federación autonómica decidió abstenerse en el debate de investidura que permitió gobernar a Monago, Cayo Lara y otros miembros de la dirección nacional viajaron a Extremadura para intentar revertir, sin éxito, su decisión.

Una de esas decisiones que sentaron mal en el partido, según Escobar, fue cuando que se encargo él de elegir y contratar al personal eventual del grupo parlamentario, en lugar de abrir una convocatoria en el partido, y "convertirse en una comisión de selección". "Unos dicen que era la forma correcta, porque si no se habría abierto una guerra interna", cuenta. Y en todo caso, se reafirma en que el grupo parlamentario trabaja correctamente -"interpreta el programa electoral y lo pone en marcha"- y no admite errores: "No podemos estar continuamente pidiendo permiso".

El nombramiento de Ángel García Calle, número tres de la lista por Badajoz de IU Verdes-SIEX en las autonómicas, como director del Observatorio de Empleo del Sexpe, también levantó fricciones, según fuentes del partido, hasta el punto de que Cayo Lara tomó cartas en el asunto y pidió su dimisión. Escobar niega que hubiese ningún tipo de trato de favor por parte del Gobierno de Monago, aunque admite que "alguna gente puede creerlo".

Presupuestos con recortes

Los presupuestos regionales presentados ayer por el Gobierno de José Antonio Monago (PP) también han sido causa de discusiones, porque el ajuste del 5,34% que presentan van contra el discurso antirrecortes del partido. Escobar ha alegado que todavía no conocen los detalles del presupuesto y, por tanto, no han "pactado nada". No ha aclarado si apoyarán o no los presupuestos, pero ha manifestado que aunque el Gobierno autónomo pretende convertir el recorte -menor que el que anunciaban, entre el 10 y el 20%- "en una buena noticia, y no es una buena noticia". Al mismo tiempo, ha recordado que las cuentas de 2011 aprobadas por el Gobierno socialista de Guillermo Fernández Vara presentaban un ajuste negativo del 7% respecto a 2010, mayor que el del PP.

Luis Gibello, de la agrupación de Cáceres, uno de los miembros que ha abandonado su cargo, asegura que "la dimisión tiene un carácter interno, administrativo y de formalidad". Gibello niega que haya habido "un pulso de fuerza", y no da detalles sobre la reunión del domingo ni sobre las verdaderas razones de las retiradas, porque, dice, no quiere "hacer de esto un circo". Ni niega ni confirma que la postura de IU con respecto al PP tenga algo que ver, y se limita a señalar que el Partido Popular "es un sujeto más de la vida política de Extremadura".

Según el coordinador, cuatro de los dimitidos dejan la dirección para atender mejor sus obligaciones como concejales: Manuel Sosa, en el Ayuntamiento de Badajoz; Álvaro Vázquez, en el de Mérida; Luis Ranilla, en el de Plasencia, y Margarita González-Jubete, en el de Cáceres. Los otros cuatro dirigentes que se van no son concejales, pero “tienen mucho trabajo que atender en sus agrupaciones locales”, argumenta Escobar. Se trata de Arístides García y Luis Gibello, de la agrupación de Cáceres; y Miguel Ángel Herrera y Rafael González, de Mérida. “Yo no le he pedido la dimisión a nadie”, puntualiza el máximo responsable de IU-Extremadura.

Más información