Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El periodismo de colmillo

José María Izquierdo retrata en un libro la cara más agria de la derecha extrema

Los periodistas Iñaki Gabilondo, José María Izquierdo y Miguel Ángel Oliver
Los periodistas Iñaki Gabilondo, José María Izquierdo y Miguel Ángel Oliver

España se rompe; vendidos a ETA; Zapatero, el más inútil de los inútiles; el malvado Rubalcaba; la Iglesia, perseguida con saña; la crisis, terrible; los sindicatos, peor… Este es el rosario de pensamientos apocalípticos en boca de los columnistas de la derecha más o menos extrema cuando gobierna el PSOE y el PP está en la oposición. Peridis lo expresó en una de sus viñetas, ya en 1985: “Ana no me quiere y la culpa la tienen los socialistas”.

Esta vez, el recuento de las ferocidades es meticuloso. Lo hace el periodista José María Izquierdo en Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna. Editado por Aguilar con 238 páginas, el libro fue presentado ayer en el Círculo de Bellas Artes, donde el autor estuvo arropado por Iñaki Gabilondo, que ha escrito el prólogo. En primera fila estaban el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Curado de espantos durante una larga y brillante biografía profesional, que incluye la dirección adjunta de EL PAÍS y la dirección de los Informativos de Cuatro y CNN + (más una temporada larga como corresponsal de EFE en La Habana), José María Izquierdo (Madrid, 1946) ha seleccionado 1.000 párrafos de variada extensión publicados en El Mundo, Abc, La Razón y La Gaceta, o pronunciados en emisoras de radio y televisión con igual ideología. Llamarlo antología sería inexacto. No es una recopilación de ramilletes y guirnaldas (eso quiere decir antología en griego antiguo), sino de pensamientos feroces o maledicentes. He aquí dos muestras: “Zapatero proyecta legalizar la poligamia” (Luis María Ansón. El Mundo, 13-01-2011). “Nos van a mear encima [por ETA] y tenemos que decir que llueve” (Alfonso Rojo, El gato al agua. Intereconomía TV, 29-06-2011).

No se piense que Izquierdo es un periodista melifluo. Como dijo Orwell, si la libertad sirve para algo es para decirle a los poderosos lo que no quieren oír, e Izquierdo lo demuestra cada día en su blog El ojo izquierdo, en la edición digital de EL PAÍS y en la SER, donde, como un catavenenos inmunizado por dosis homeopáticas, resume y analiza las perlas vociferantes de la jornada. Gabilondo califica esa tarea como “detección y catalogación de material tóxico”.

Izquierdo subraya una característica del caso español, rara en otros países: que gran parte de las frases se publican en medios escritos “que pretenden, en cambio, ser periódicos de referencia, equiparables a los diarios europeos de la misma tendencia: Le Figaro, The Times, Corriere”. Dice: “La ferocidad de algunos de los columnistas de esas cabeceras, alguna centenaria (se refiere a Abc), los insultos, las mentiras y las tergiversaciones son incompatibles con el rigor que se exige en un medio de comunicación para pasar el listón de la decencia. Con ellos, la discusión es imposible. No debaten, insultan. No argumentan, intimidan”.