Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bauzá desmonta la estructura del catalán en Baleares

Retira apoyos a la prensa, dinamizadores y anuncia que la televisión autonómica IB3 será bilingüe

Maria Salom, presidenta del Consell Insular, José Ramón Bauzá, presidente del Govern de Baleares y Mateu Iser, alcalde de Palma de Mallorca. Ampliar foto
Maria Salom, presidenta del Consell Insular, José Ramón Bauzá, presidente del Govern de Baleares y Mateu Iser, alcalde de Palma de Mallorca.

El PP de Baleares avanza en sus acciones políticas para desmontar las tradicionales estructuras públicas de normalización lingüística del catalán y anular sus líneas de financiación pública. En una nueva decisión, el Gobierno balear acaba de anular las partidas económicas de las línea de ayuda a la prensa en catalán y de las subvenciones a los dinamizadores y mediadores para acoger a los inmigrantes.

En el Boletín Oficial se justifica el recorte lingüístico en el “escenario de reajuste”, “la falta de liquidez” y la“necesidad de priorizar” para atender a “los más desfavorecidos”. El programa de apoyo a los medios en catalán era de 125.000 euros y el de la red de ayuda social, de 300.000 euros.

Saber catalán pasará de ser un requisito a un mérito para entrar en la adminstración

El partido del José Ramón Bauzá, por austeridad y por conveniencia, eliminó las direcciones de política lingüística del Gobierno de Baleares, Consell de Mallorca y Ayuntamiento de Palma. Además retiró subvenciones a la Obra Cultural Balear, que tradicionalmente cataliza el activismo lingüístico en línea crítica con el PP.

Al llegar al poder el Gobierno tramitó de inmediato la rectificación de la ley de la Función Pública, así como las normativas que exigen el conocimiento del catalán para entrar en la administración, que pasará de ser un requisito a un mérito. En adelante se modificará la Ley de Normalización Lingüística y el Decreto de Mínimos en la Enseñanza. En las administraciones se ha impuesto la comunicación oficial en castellano y en catalán.

En las administraciones se ha impuesto la comunicación oficial en castellano y en catalán

Amparándose en la mayoría absoluta en todas las instituciones, "en lo que la sociedad quiere", dice Bauzá, el PP oficializa lo que quedó fijado como promesas del programa electoral. Así el Gobierno anuncia para el curso 2011-2012 la libre elección de lengua por los padres en las escuelas y la introducción de modelos multilingües que rebajarán el peso del idioma propio en la enseñanza, la ‘inmersión’ relativa que es habitual en la mayoría de centros públicos.

Al tiempo, el Ejecutivo de José Ramón Bauzá ha recalcado esta misma semana en el Parlamento que la televisión autonómica IB3 dejará de ser hablada solo en catalán para ser bilingüe. Lo dijo primero en la prensa el presidente Bauzá y lo ratificó el consejero de Presidencia, Antonio Gómez, que es el director general del ente público, de manera transitoria pero efectiva para cubrir un hueco en la cúpula de IB3. Gómez y Bauzá se amparan en "la libertad" y en lo que sucede con normalidad en la sociedad.

En este contexto hay que reseñar que la radio y televisión de Mallorca y la Ona Mallorca -que son públicas y emiten en catalán- están en proceso de cierre por razones económicas. Era otra promesa electoral. Los 115 empleados de la radiotelevisión de Mallorca irán a la calle.