Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite un diputado gallego del PP acusado de cobrar comisiones ilegales

El supuesto jefe de la trama de corrupción intenta implicar al ministro Blanco

Pablo Cobián, en una imagen de archivo
Pablo Cobián, en una imagen de archivo EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia lleva varios meses investigando al dirigente del PP de A Coruña Pablo Cobián, acusado por el empresario lucense Jorge Dorribo (imputado por corrupción) de cobrar sobornos en metálico a cambio de ayudarle a conseguir subvenciones públicas de la Xunta de Galicia.

Fue antes del verano cuando, bajo secreto de sumario y a instancias de la juez de Lugo que instruye la Operación Campeón sobre una trama de fraudes de subvenciones, el alto tribunal gallego abrió diligencias por delitos de cohecho y tráfico de influencias, dado que el acusado Pablo Cobián es aforado. Pero Cobián perdió ayer esa condición al presentar su dimisión como diputado autonómico, además de dejar la portavocía del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Oleiros (A Coruña).

De momento aún no se ha abierto investigación judicial contra los otros dos políticos, el ministro de Fomento, el socialista José Blanco, y el diputado nacionalista (BNG) y exconsejero de Industria Fernando Blanco, a los que también intentó involucrar Dorribo en el cobro de comisiones mediante una declaración ante la juez de Lugo. Dorribo les acusa de cobrar dinero a cambio de conseguirle ayudas públicas para su empresa, Laboratorios Nupel, según publicó ayer el diario El Mundo. En concreto y siempre según una declaración del empresario posterior a la que implicó a Cobián, el ministro se habría beneficiado de 400.000 euros, recibidos a través de un primo político, Manuel de Bran. Supuestamente, ese dinero pagaría las gestiones de Blanco a favor del empresario lucense ante el Ministerio de Sanidad para agilizar los trámites para comercializar productos conocidos como unidosis, extremo que el departamento que dirige Leire Pajín negó ayer. “No solamente es falso que mediara el ministro José Blanco, sino que las peticiones que hizo ese empresario le fueron denegadas”, señaló un portavoz ministerial.

Además de la denuncia contra Blanco, el empresario gallego señaló a Fernando Blanco, extitular de Industria durante el Gobierno de BNG y PSdG entre 2005 y 2009, quien habría recibido 350.000 euros en metálico, además de participar en sus negocios a través de un supuesto testaferro, Xoán Manuel Bazarra, exjefe de gabinete de la consejería.

Al Tribunal Superior de Galicia aún no le ha dado tiempo a decidir sobre “la exposición razonada de la juez instructora de Lugo” que el lunes pidió formalmente que se abriesen diligencias para investigar al diputado del BNG Fernando Blanco.

Tanto José Blanco como el parlamentario nacionalista negaron ayer las acusaciones, de las que aseguran no saber nada, ni tener citación judicial para aclararlas. Fernando Blanco lo hizo en Lugo, capital de la provincia por la que es diputado y en la que ejerció de teniente de alcalde: “Con absoluta rotundidad, todas las ayudas que dio la Consellería de Industria en su momento se atienen a la más escrupulosa legalidad. No he recibido ninguna cantidad de este señor y por lo tanto esta es una calumnia y una absoluta infamia”. El parlamentario anunció, además, que emprenderá “las acciones judiciales pertinentes en defensa” de su “honorabilidad”.

La actitud del hasta ahora diputado del PP por A Coruña Pablo Cobián ha sido diferente. En el comunicado en el que ayer hizo pública su dimisión de todos sus cargos públicos que ocupaba, reconoce que tuvo relación con el empresario lucense que ahora le acusa. Jorge Dorribo es uno de los principales implicados en la trama de fraude de subvenciones públicas que llevó en la primavera a la detención e imputación de dos altos cargos del instituto de crédito de la Xunta. Y acusó ante la juez de la Operación Campeón a Cobián de haber cobrado 200.000 euros de soborno a cambio de facilitarle la obtención de ayudas del Gobierno gallego. “La única relación que mantuve con este señor”, afirma Cobián, “es a través de una empresa de patrocinio deportivo de mi hijo para pruebas de alta competición automovilística”. Otras empresas gallegas también patrocinaron las carreras de su hijo, añadió el hasta ayer diputado del PP.

Eso sí, Pablo Cobián, al igual que José Blanco y que Fernando Blanco, avisó de que emprenderá acciones judiciales tras la publicación de un caso que está bajo secreto sumarial. “Emprenderé todas las acciones para depurar responsabilidades por las filtraciones y una vez conocidas las actuaciones también emprenderé acciones penales contra el señor Dorribo”. Cobián asegura que decidió dimitir “a pesar de ser inocente” por respeto a los ciudadanos que le votaron y para no perjudicar a su partido. Su dimisión y pérdida de la condición de aforado obligará al Tribunal Superior a devolver la investigación abierta por cohecho y tráfico de influencias a la juez de Lugo que instruye la Operación Campeón.