Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP gana el bastión socialista de Sevilla por mayoría absoluta

Los populares esgrimen su victoria en la capital andaluza como el paso más importante hacia la conquista de la Junta de Andalucía

Juan Ignacio Zoido, candidato a la alcaldía de Sevilla.
Juan Ignacio Zoido, candidato a la alcaldía de Sevilla. REUTERS

"Después de Sevilla va Andalucía y España". Así se refería un dirigente popular a la contienda por la capital andaluza, donde nunca hasta ahora habían obtenido una mayoría absoluta. “Los sevillanos son conscientes de que van a ser la clave en el cambio político”, ratificaba el candidato popular, Juan Ignacio Zoido. Por el contrario, los socialistas creen que el PP "no ha conseguido romper la barrera de los pueblos pequeños" y, por lo tanto, aún no están perdidas las elecciones autonómicas, según el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos .

Los resultados han sido "decepcionantes" en la capital a juicio del secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, pero esta mañana ha mostrado su respaldo absoluto a su candidato, Juan Espadas, de quien espera una oposición "leal, honesta y sin ir todos los días a los tribunales".

Viera se ha reconocido responsable de los resultados en la capital, donde han perdido la alcaldía, y en el resto de la provincia, donde el PSOE se mantiene como partido más votado y con mayor número de alcaldías. "Hemos salvado los muebles", ha afirmado Villalobos. Por lo tanto, Viera no prevé ningún cambio en la organización interna del PSOE.

El candidato popular ya había ganado las elecciones en 2007 por solo 4.000 votos, pero igualó en concejales (15) al PSOE, que se apoyó en los tres ediles de IU para mantener en el poder a Alfredo Sánchez Monteseirín, el alcalde que ha estado en el puesto de la capital andaluza más tiempo: 12 años.

El PSOE decidió apostar por la nueva cara de Juan Espadas para intentar evitar el desgate de los años de mandato de Monteseirín. Pero la apuesta ha tenido los efectos contrarios a los esperados. Ha perdido 25.000 votos y cuatro escaños.

A juicio de Viera, la causa es que los ciudadanos han identificado al candidato del PSOE con el Gobierno y a éste, con la situación económica de crisis general.

Zoido se lanzó desde el primer día de campaña a pedir un compromiso, incluso ante notario, para que gobernara la lista más votada. Obviamente, ninguno de los dos partidos del Gobierno accedió y acusaron a los populares de no respetar el juego democrático.

Con los resultados de ayer, no ha sido necesario. La debacle socialista no ha hecho distingos con el feudo de Felipe González y Alfonso Guerra, donde se gestó el PSOE más poderoso.

IU, que ha presentado a Antonio Rodrigo Torrijos, ha concurrido con el desgaste de haber sostenido al PSOE y con la imputación de su candidato por la supuesta venta irregular de los terrenos de Mercasevilla.

Más información