Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

30 de junio de 2015

Vídeo

De heroinómano a chef estrella

Jesse Schenker lleva toda su vida con una cucharilla en el bolsillo: antes la utilizaba para sus dosis de heroína y ahora para el caldo de pescado. Dejó las calles para convertirse en uno de los mejores cocineros de Nueva York . Asegura que su pasado influye en su presente y recomienda no tener miedo a trabajar.