¿Cómo puede limitarse el poder de multinacionales como Exxon Mobil?

Como señala Moisés Naím en su artículo del domingo, "resulta muy fácil para una empresa operar siempre dentro de las normas cuando es ella misma quien las define". A propósito de la multinacional Exxon Mobil y del libro El imperio privado, de Steve Coll, el artículo subraya que "los lobistas de Exxon modelaron a su favor la política exterior estadounidense, así como las regulaciones sobre la economía, el medio ambiente o la industria química". ¿Marcan realmente las multinacionales las reglas del juego mundiales? ¿Tienen más poder que los gobiernos o los parlamentos?