Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 74% de los examinadores de Tráfico se une a la huelga

La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha convocado paros todos los lunes, martes y miércoles hasta el 31 de julio

Huelga DGT
Los examinadores de tráfico de toda España están llamados a una huelga de larga duración ante la falta de respuesta por parte de la DGT. EFE/Archivo EFE

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha cifrado este lunes en un 74% el seguimiento de la jornada de la huelga convocada por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), que se prolongará durante todos los lunes, martes y miércoles hasta el 31 de julio. El éxito del paro, que cuenta con el apoyo del sindicato CSIF, ha sido elevado al 90% por este gremio.

El colectivo denuncia la escasez de plantilla, unos 700 empleados, 200 menos que antes de los recortes, según sus datos, y la continua fuga de funcionarios por las condiciones que se imponen desde la Administración.

Manuel Santiago, portavoz del CSIF, ha explicado que el sueldo, alrededor de 1.400 euros, y el riesgo que conlleva para la integridad física este tipo de trabajo, por los posibles accidentes y lesiones, no hacen atractivo el puesto. “Tres días de paro a la semana van a desembocar en un colapso total. Puede que incluso muchas autoescuelas no puedan permanecer abiertas todo el verano”, ha alertado Santiago.

La DGT reunirá este martes a la Mesa Delegada de Tráfico, integrada por la Administración y los sindicatos, donde explicará que trabaja con la Secretaría de Estado de Función Pública las posibles opciones.

Sustituciones

Una portavoz de la DGT ha negado que esté sopesando que otros funcionarios, incluidos militares, fuesen a suplir de inmediato a los huelguistas. “No hay nada hablado, pero una de las fórmulas, que se ha encontrado en otras ocasiones, es abrir un concurso de traslado de personal y que los funcionarios que quieran pidan ocupar estos puestos. Después de que se aprobase esta solicitud tendrían que hacer el curso de 11 semanas obligatorio para ser examinadores. Por lo que no es una solución inmediata. De hecho, en Defensa ya se hizo en 2015 y 2016, y en otras ocasiones con funcionarios de Correos”, ha asegurado la portavoz.

La DGT también ha añadido que no tiene competencias para responder “de forma unilateral” a la principal demanda del colectivo, un aumento salarial, un asunto que corresponde a la Secretaría de Estado de Función Pública.

Los examinadores ya estuvieron en huelga en 2015, protesta que terminó con un acuerdo con la DGT que, según denuncia CSIF, no se cumplió. “Esta Administración no es seria y no vamos a sacar nada en la reunión. Hace dos años que se aprobó el aumento de la retribución, estimada en total en dos millones de euros, y no se ha hecho nada”, ha manifestado Santiago.

Autoescuelas y alumnos son otros de los perjudicados de esta situación. En declaraciones a EFE, Ricardo Cano, miembro de la patronal de autoescuelas, ha lamentado, sin hacer alusión a las reivindicaciones de los examinadores, que las autoescuelas sean "los rehenes" de sus peticiones" en plena campaña de verano cuando más alumnos quieren sacarse el carné de conducir. 

Araceli López de la Calle, directora de la autoescuela Giros en Cuenca, denuncia la situación aunque se muestra solidaria con el colectivo. "Aquí la huelga ha tenido un seguimiento del 100%. Es un colapso. Hay muchos alumnos que han dejado de matricularse, otros que van a dejar esperar todo el verano y otros que al no tener clara la fecha de la prueba acaban sus clases y cuando sale el examen han perdido práctica y suspenden. Vamos a generar menos ingresos en la época que es más favorable para nosotros", asegura la profesora. "Hay mucha falta de personal y los sueldos son bajos. En esta ciudad, famosa por el número de autoescuelas, solo hay un examinador en plantilla", añade. 

Ángel Martínez, alumno en una autoescuela de Madrid, ha aprobado el carné teórico de moto, pero desconoce cuando podrá realizar la prueba práctica. "He atrasado de manera indefinida la fecha en la que realizar la segunda parte y he suspendido las clases prácticas porque quiero hacerlas lo más cercanas posibles al examen", asegura Martínez. El alumno explica que aunque desde la autoescuela le dijeron que Tráfico seguiría tramitando las fechas de los exámenes, le advirtieron de que podría ir al centro y que el examinador no estuviese presente. "Entiendo las reivindicaciones, pero espero que se alcance una solución antes de que finalice el verano", concluye. 

Más información