Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierran una oficina del DNI y un juzgado por las altas temperaturas

En las dependencias de los centros de trabajo de Madrid se han llegado a temperaturas de 40 y 35 grados por problemas en los sistemas de climatización

Varias personas pasean por la calle Preciados de Madrid, cubierta con toldos para tapar el sol.
Varias personas pasean por la calle Preciados de Madrid, cubierta con toldos para tapar el sol. EFE

La ola de calor, que permanecerá en la Península al menos hasta el domingo, no da tregua. Una oficina de expedición del documento nacional de identidad (DNI), situada en el centro de Madrid, ha cerrado este viernes al público después de que en el interior de las instalaciones se hayan alcanzado 40 grados por una avería en los sistemas de climatización. En la localidad también madrileña de Majadahonda los juzgados cerraron sus puertas el jueves; en estas dependencias el termómetro marcó 35 grados, según el sindicato de funcionarios CSIF. 

La oficina del DNI de la calle Luna se cerró después de que la delegada de prevención de CSIF visitase el centro y constatase las altas temperaturas, contrarias a la legislación laboral. Según el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, la temperatura recomendada por el Instituto Nacional de Seguridad de Higiene en el Trabajo (INSTH) debe ser de entre 17 y 27ºC para trabajos sedentarios propios de oficina. La delegada sindical, de acuerdo con la mayoría de delegados del comité, decidió que el centro de trabajo debía cerrar hasta que el aire acondicionado, estropeado, fuese reparado. Los trabajadores de este establecimiento y el público han sido derivado a otros distritos.

El Juzgado de Primera Instancia de Majadahonda también cerró el jueves, según CSIF, porque la temperatura subió hasta 35 grados. En los juzgados de Valdemoro también han tenido problemas con la climatización, como en los dos últimos veranos, añade el sindicato. El jueves un instituto de esta misma localidad fue evacuado por las altas temperaturas registradas en el centro. Después de las quejas del personal docente y de las familias de la Comunidad de Madrid, la Consejería de Eduación dio vía libre a los centros educativos para que tomasen medidas como reducir el horario lectivo.

Este viernes la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha ha anunciado que autoriza a los centros educativos a tomar las medidas que consideren oportunas cuando se superen los 30 grados. Si deciden alterar el horario lectivo, deberán garantizar la realización de pruebas finales y de recuperación a horas en que las temperaturas sean más bajas. Los alumnos que hayan terminado los exámenes podrán permanecer en sus domicilios si allí se encuentran "en mejores condiciones de seguridad".

Más información