Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maza insiste en que la fiscalía actuará “sin complejos ni exacerbación” en Cataluña si se incumple la ley

El fiscal general dice que habría nombrado a Moix incluso sabiendo de su sociedad panameña

Jose Manuel Maza, fiscal General del Estado en el desayuno informativo del Forum Europa.
Jose Manuel Maza, fiscal General del Estado en el desayuno informativo del Forum Europa.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha manifestado este viernes que el ministerio público actuará “sin ningún tipo de complejos, pero sin ninguna exacerbación” en Cataluña si se incumple la ley ante el referéndum de autodeterminación anunciado para el próximo 1 de octubre por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, Maza ha sido preguntado si se actuará contra los 4.500 voluntarios que el Ejecutivo catalán pretende reclutar para sustituir a los funcionarios en la preparación de la consulta secesionista. El máximo responsable de la Fiscalía ha rechazado “adelantarse” a una situación que es una “mera hipótesis” pero ha recordado que el ministerio público “está para hacer cumplir la legalidad”. El fiscal general tampoco ha querido pronunciarse sobre si el Gobierno central debe recuperar las competencias sobre los Mossos d’Esquadra, la policía autonómica catalana: “Es una cuestión del Gobierno en la que no puedo ni debo entrar”, ha señalado.

Gran parte de las preguntas planteadas a Maza han versado sobre la dimisión, el pasado 1 de junio, del fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, tras conocerse que posee desde 2012 el 25% de una sociedad en Panamá que tiene la propiedad de un chalé de lujo en Collado- Villalba (Madrid). El fiscal general ha vuelto a defender la transparencia y la legalidad de la actuación de Moix y ha señalado que habría designado a Moix igualmente de haber sabido que era dueño de esta mercantil offshore.

“Después de darle muchas vueltas, he reducido el asunto a la mínima expresión: si la sociedad en la que se hereda la propiedad familiar hubiera estado en Francia o Portugal no habría habido ningún problema. El problema es Panamá, donde también hay empresas lícitas y transparentes, como es este caso. Primero hablaron de irregularidad y tuvieron que rectificar, luego de incompatibilidad estatutaria, lo que desde luego no es; luego de la ética, luego de la estética y ahora nos quedamos en una situación de tenencia de una propiedad. De haberlo sabido y analizado con esos criterios no me habría impedido en absoluto su designación y su nombramiento, en absoluto”, ha dicho Maza.

La intervención inicial del fiscal general se ha centrado, una vez más, en la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que los fiscales asuman la investigación de las causas penales. Maza ha insistido en que esta reforma no es una “batalla quijotesca” movida por “intereses corporativos”, sino que, entre otras ventajas, permitirá agilizar la fase de instrucción de las causas, “que se ha sobredimensionado hasta convertirse con alarmante frecuencia en anticipo el juicio oral”.

Maza ha afirmado que para asumir este función investigadora debe darse “máxima prioridad” a la reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, para dotar de una mayor a autonomía a los fiscales, “manteniendo el principio de unidad”. El fiscal general ha expresado su recelo sobre la “imaginativa propuesta” de que esta figura sea elegida o cesada por el Congreso, como plantean algunos partidos. “Que al fiscal general lo elija el Parlamento no lo sustrae a la crítica de la eventual politización (…), que cese por mayoría parlamentaria comprometería gravemente la independencia del fiscal general del Estado”, ha afirmado.

Más información