Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo sobrevivir al calor

Consejos de salud y de ahorro energético para pasar estos cuatro días a más de 40 grados

Un obrero se refresca con agua bajo un intenso sol en un edificio en construcción en Pamplona.
Un obrero se refresca con agua bajo un intenso sol en un edificio en construcción en Pamplona. EFE

Meteorología ha decretado este jueves la primera ola de calor de 2017, que se suma a los cuatro días de temperaturas inusualmente altas que ya llevaba sufriendo la península Ibérica. Durará hasta el domingo y, aunque las recomendaciones son de sobra conocidas, todos los años se producen muertes por golpes de calor o por imprudencias como dejar a los niños en un coche al sol. Repasamos los principales consejos para sobrevivir a la subida del mercurio.

Este es el decálogo del Ministerio de Sanidad para prevenir y reducir los efectos del calor sobre la salud, especialmente en los grupos más vulnerables: niños, ancianos y enfermos crónicos, así como en las personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre:

  • Beba agua o líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.
  • No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.
  • Preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.
  • Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.
  • Procure reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas más calurosas (las centrales del día, de 12.00 a 17.00).
  • Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
  • Nunca deje a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
  • Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas como fiebre, color de cabeza o mareo. Puede estar sufriendo un golpe de calor.
  • Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  • Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

Protección Civil suma a estos otras dos importantes recomendaciones: 

  • Vestirse con colores claros y con prendas que cubran la cabeza y la mayor superficie de piel posible. 
  • Las altas temperaturas favorecen el riesgo de incendios forestales, por lo que hay que extremar las precauciones y evitar arrojar cigarrillos, basuras y botellas de vidrio que hacen efecto lupa. Además, está prohibido encender fuegos en el monte y acampar solo en zonas autorizadas, que cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio.

Además, es indispensable usar protector solar. Hay que tener en cuenta que:

  • Se recomienda usar, como mínimo, una crema con índice de protección 15 y que proteja tanto de los rayos UVA (responsables del envejecimiento de la piel) como de los UVB (causantes de las quemaduras). Ambas radiaciones pueden causar cáncer.
  • Caducan a los 12 meses de abierto el frasco, por lo que la del año pasado no vale.
  • Un estudio de la OCU concluye que los protectores que se venden en supermercados son tan buenos como de farmacia o incluso mejores. Por eso, recomienda optar por productos económicos y utilizarlos de forma generosa cada dos horas y después del baño.

Ojo, no todo vale para combatir el calor. Si no quiere ser multado, revise las ordenanzas de su localidad, ya que la normativa de convivencia ciudadana es de competencia consistorial. Sacar la silla a la puerta para tomar el fresco, bañarse en las fuentes públicas, ir sin camiseta o regar a deshora puede ser multado con sanciones cercanas a 1.000 euros, según Legalitas.

  • En la práctica de la silla a la calle la variedad legal es enorme, por ejemplo en Cullera (Valencia) es una "tradición histórica" y se permite hasta invadir la calzada. Sin embargo, en Barcelona la multa por lo que se considera "uso impropio de espacios públicos" es de hasta 500 euros. En Madrid, sería una "infracción leve", con sanciones de hasta 750 euros.
  • Sí suele haber quórum en prohibir el baño en las fuentes. En Madrid está prohibido, así como extraer agua, provocar salpicaduras o alterar la disposición de los surtidores, canales o juegos de agua. En Sevilla, queda prohibido "el baño, la práctica de juegos o introducirse en las fuentes" bajo pena de 120 euros, que Málaga eleva a 750. 
  • Regar las plantas a deshora o tirar agua a la calle y lavar los coches u otros vehículos en la vía pública suele estar prohibido también. Por ejemplo, en Madrid se castiga con 750 euros. El riego de plantas está sujeto a un horario que en Sevilla va desde las 00.00 a las 8.00 y se insiste en que se deben tomar precauciones para evitar molestias. En caso de no hacerlo, 120 euros.

Y no olvide no volverse loco con el aire acondicionado. Conviene saber:

  • La temperatura más adecuada en los hogares durante el verano se sitúa entre los 22 y los 25 grados, con un nivel de humedad entre el 45% y el 60.
  • Antes de comprarlo hay que mirar la etiqueta energética del dispositivo, ya que hay aparatos que consumen hasta un 60% más de luz para el mismo nivel de prestación. También debe instalarse en la mejor ubicación y usar el aparato de manera eficiente.
  • El aire acondicionado no es el único remedio contra el calor. Se recomienda ventilar en las horas más frescas, colocar toldos, persianas y pérgolas, usar electrodomésticos que producen calor como horno o plancha en las horas menos cálidas y alternar el uso del acondicionamiento con ventiladores de techo o de pared. De acuerdo con Iberdrola, así se puede recudir hasta un 30% el consumo del aire acondicionado.

Más información