Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Iglesias buscará una nueva moción antes de Navidad

Podemos ya mira hacia la siguiente moción de censura que pueda desalojar al PP del Gobierno

Podemos ya mira hacia la siguiente moción de censura que pueda desalojar al PP del Gobierno. El partido de Pablo Iglesias cree que la votación de este miércoles en el Congreso, en la que hubo más abstenciones y votos a favor que en contra, evidencia que es posible construir una mayoría alternativa al PP. Y tratará de forjarla antes de que acabe el año. “Ojalá antes de navidades podamos sacar al PP del Gobierno, nosotros vamos a trabajar en esa dirección”, avisó Iglesias tras el debate. La moción marca para Podemos un “fin de ciclo” y un giro de estrategia.

Pablo Iglesias a la salida del Congreso tras la votación de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Podemos sale muy satisfecho con el resultado de una moción de censura que, aunque perdió, considera que ha ganado con rotundidad. El “nerviosismo del PP”, con un “Rafael Hernando pasado de frenada”, remarcaban este miércoles fuentes de la dirección, “revela que han perdido el debate”. El partido ve varios elementos esperanzadores en el desarrollo de la moción, que le permite enfocar su estrategia a partir de ahora en la búsqueda precisamente de una nueva moción antes de que acabe el año. Primero, el “cambio importante en el PSOE” con respecto a Podemos, que muestra “que puede haber una forma de acercamiento”, entienden en la dirección, pero también el comportamiento de otras fuerzas en la Cámara, como los nacionalistas —que no apoyaron al PP y se abstuvieron— lo que evidencia, a su juicio, que pueden tratar de atraerles a una nueva censura. Aunque tanto el PNV como el PDeCAT marcaron distancias con Podemos durante el debate.

El primer mensaje de Pablo Iglesias tras la votación apuntó a ese camino. “Creo que después de esta censura estamos mucho más cerca de construir una alternativa al PP”, dijo el líder de Podemos en el patio del Congreso. “Con las abstenciones y los votos a favor se podría construir una mayoría alternativa”, enfatizó. Esto es, Iglesias cuenta para esa posible mayoría con el PSOE, ERC, el PDeCAT y el PNV. Ahora bien, en el debate el líder de Podemos no acercó posturas, sino al contrario, con los convergentes y los peneuvistas. Ambos le reprocharon la falta de negociación de su moción. “Es una iniciativa no consensuada. Ni hoy es una alternativa, ni mucho menos me temo que lo sea en el futuro si sigue así”, le advirtió Aitor Esteban.

Podemos presionará a los socialistas para no perder tiempo. Iglesias urgió en el debate al PSOE a trabajar durante el verano para empezar el nuevo periodo de sesiones, que comienza en septiembre, con la perspectiva de otra moción de censura, que tratará de que se presente antes de Navidad. “Estamos satisfechos, pero sin triunfalismo, porque ahora hay que tejer de verdad una alternativa. Mañana empieza más trabajo para nosotros”, reconocía una diputada.

La moción marca además para Podemos un “fin de ciclo”, entienden en el partido. Del ciclo de la oposición en la calle y de la denuncia de los efectos catastróficos de las políticas económicas del PP se dará paso a una “nueva fase” marcada por la “solvencia” y la demostración de que Podemos “puede ser una fuerza de gobierno”, escribe uno de los integrantes del equipo de sabios de Iglesias, Manolo Monereo, en una tribuna en Cuartopoder.

MONTERO SE CONSOLIDA

El debate de la moción de censura ha supuesto la consolidación de Irene Montero como portavoz parlamentaria de Podemos, un puesto que ocupa desde el pasado febrero en sustitución de Íñigo Errejón, cuando este fue apartado tras el congreso. La sólida intervención de Montero en el debate de la moción ha contentado a todo el partido.

Pero, además, el debate de la moción ha supuesto ya un giro de estrategia de la cúpula que se hizo con el control en el congreso de Vistalegre 2, precisamente hacia la tesis del derrotado entonces, el exnúmero dos Íñigo Errejón. La mano tendida al PSOE para buscar un acuerdo, con un Iglesias de tono conciliador con los socialistas — “que ha aprendido a autocontrolarse”, apunta Monereo”—, el trabajo central en las instituciones y la idea de que el Gobierno está “débil” son parte de la estrategia que Errejón defendió en el congreso. El giro con respecto al PSOE puede abrir, por otro lado, resistencias internas, como evidenciaron los mensajes contra el PSOE difundidos este miércoles en uno de los canales de simpatizantes en la red social Telegram afín al pablismo. “Mucha vergüenza os da el PP pero no hacéis nada para echarlos. Vuestra abstención será vuestra tumba. D.E.P PSOE”, decía uno de ellos.

Más información