Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Carlos I: “Francia se volcó en nuestro proceso de democratización”

Diálogo distingue al rey emérito por su contribución a las relaciones entre españoles y franceses

Juan Carlos I, doña Sofía, Ana Pastor, Dolores de Cospedal y Cristina Garmendia, entre otros. Ampliar foto
Juan Carlos I, doña Sofía, Ana Pastor, Dolores de Cospedal y Cristina Garmendia, entre otros. EFE

Juan Carlos I ha entregado "muchísimos más premios" de los que ha recibido, según ha reconocido este miércoles en el acto organizado por la asociación hispano-francesa Diálogo para distinguirle por su "importante contribución al fortalecimiento de las relaciones entre España y Francia. Pero el reconocimiento que ha recibido en un restaurante del barrio de Aravaca, en Madrid, aparte de honrarle e ilusionarle, le ha motivado algunas reflexiones sobre la naturaleza de la relación entre ambos países. 

También le ha hecho rememorar algunos momentos de su historia común y sus relaciones "hechas de alianzas y rivalidades, de ambiciones análogas", pero que, "desde hace largo tiempo" han confluido en "una confianza mutua sin fisuras". En las palabras que ha pronunciado durante la ceremonia ha identificado a Francia como "tierra de asilo y referencia democrática" para España en la primera parte del siglo XX. "Y desde los albores de nuestra Transición política, se volcó con nuestro proceso de democratización. Fue primero un referente al que admirar, y más tarde un ejemplo al que seguir", ha reconocido.

La relación de Juan Carlos I con Francia en sus casi 40 años de reinado ha sido muy fluida. Fue, en octubre de 1976, el primer destino europeo al que viajó tras ser proclamado Rey de España en un momento en el que el país rompía su aislamiento. Esta visita dio paso a una intensa relación bilateral que fue la base de la correspondencia actual Juan Carlos I repitió sus visitas oficiales a Francia en julio de 1985, en octubre de 1993 y en marzo de 2006.

El 7 de octubre de 1993 fue el primer dignatario europeo que se dirigió oficialmente a la Asamblea Nacional francesa. El único extranjero que lo había hecho antes fue el presidente estadounidense Woodrow Willson, en febrero de 1919, nada más concluir la I Guerra Mundial. Juan Carlos I fue invitado por el presidente de la Asamblea Nacional, Philippe Séguin, con el beneplácito del presidente de la República, François Mitterrand.

Algo más de 40 años después de su primer viaje a Francia como rey ha destacado "la amplitud e intensidad alcanzada" en las relaciones bilaterales. "Es preciso felicitarnos por el trabajo conjunto que hemos hecho en la Unión Europea y congratularnos por nuestras acciones concertadas en materia de seguridad y de mejora en las relaciones internacionales de un mundo cambiante", ha destacado.

"Pero, sobre todo", ha añadido, "debemos alegrarnos por cómo nuestros ciudadanos se conocen y comprenden mejor y por cómo nuestros pueblos comparten valores y culturas generadoras de democracia y solidaridad".

Brindis por Macron

El rey Juan Carlos, que ha acudido al acto acompañado por doña Sofía, ha levantado la copa en honor del nuevo presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, y ha querido dejar constancia de la acogida que le brindó el país vecino. "Durante todo mi reinado siempre encontré en Francia la más cálida y cordial hospitalidad y reconocimiento", ha admitido. Asimismo, ha animado a "seguir profundizando en el conocimiento recíproco" de las sociedades de ambos lados del Pirineo.

La asociación Diálogo, fundada en 1983 y cuyo objetivo es contribuir al mejor conocimiento de las realidades de ambos países y enriquecer su relación, tiene como presidentes de honor a los jefes de Estado de España y Francia. Su patronato está formado por empresas francesas en España y españolas con intereses en Francia. 

En la ceremonia, el presidente de la asociación, José María Segovia, ha ponderado el decisivo papel de Francia "en la situación de España respecto a la Comunidad Europea" y ha recordado la visita a España en 1978 del presidente francés, Valéry Giscard d'Estaing, en la que incluyó por primera vez en su discurso aspectos relacionados "con la cooperación económica entre ambos países y su apoyo a la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea, que tanta tensión provocaba en aquellos años".

Segovia, en nombre de Diálogo, se ha congratulado de que las relaciones entre Francia y España "estén hoy basadas en el respeto y la amistad", pero ha alertado de que "el difícil contexto europeo exige afinar aún más las responsabilidades". "A España, a Francia y a la Unión Europea solo les puede ir mejor si siguen siendo capaces de identificar y de defender juntas posiciones comunes", ha prevenido.

Al acto, que ha contado con unos 300 invitados, han acudido la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, y varios exministros, como José Luis Leal, José Manuel García Margallo, Javier Solana y Miguel Ángel Moratinos. También algunos embajadores, entre ellos el de Francia en España, Yves Saint-Geours. El tercer año de la abdicación de Juan Carlos I, que se cumplió el pasado día 2 y que se produjo tras un proceso de descrédito por sus errores, coincide con una serie de actos y publicaciones en reconocimiento de su figura y su aportación al que se ha considerado mayor período de estabilidad política y económica contemporánea.

Más información