Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta investiga un centro para personas con autismo de Málaga por posible desatención a un menor

La difusión de un vídeo en el que se ve a un niño encerrado en un balcón deriva en una inspección de oficio

Centro integral de autismo "La Virreina" en Málaga. Imágenes del menor que han compartido los vecinos en la redes sociales.

Dos personas colgaron en Facebook sendos vídeos el pasado 10 de junio, grabados frente al centro de personas con trastorno del espectro autista La Virreina, situado en Málaga. En ambos, se ve a un menor en el balcón, gritando. Aparentemente, no tiene acceso al interior. Según comenta uno de los dos hombres que grabaron las imágenes, el chico llevaría “dos horas” gritando. “He llamado a la policía y aquí no se ha presentado nadie”, señala una de las personas que graba. En el otro, también se oyen los gritos del chico.

La Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Málaga investiga por esas imágenes al centro de atención a personas con autismo. Esta situación se habría prolongado entre dos y cinco horas, según las personas que tomaron las imágenes. No existe denuncia oficial sobre estos hechos, pero la Junta ha abierto una inspección de oficio este martes al tener conocimiento de una “situación anómala”, según confirmaron fuentes de la Delegación a EL PAÍS. 

La entidad que se encarga de la gestión de estas instalaciones, Fundación Autismo Sur, es privada. Las fuentes de la Junta precisan que no existen plazas concertadas con el centro y asegura desconocer cuántas personas son atendidas actualmente en esta residencia. Tampoco aclara si la residencia funciona con actividad diaria. El personal de servicio de inspección de Servicios Sociales se ha personado la mañana de este martes en el centro para recabar información y comprobar si se está cumpliendo la normativa. La investigación puede prolongarse varios días.

El gerente de Fundación Autismo Sur, Norberto Nieto, declina hablar en estos momentos sobre los hechos concretos que han derivado en esta inspección de oficio. Sí explica que el pasado fin de semana, cuando al parecer ocurrieron los hechos, la residencia acogía un programa para descanso familiar, financiado con fondos estatales. La fundación está a la espera de concertar con la Junta de Andalucía las plazas de residencia y de la unidad de día. Mientras tanto, las instalaciones se utilizan durante todo el año con distintos programas.

“Estamos enviando la documentación en los sitios que corresponde”, señaló al teléfono Norberto Nieto. “En estos momentos, no vamos a hacer declaraciones porque es un proceso complejo”, según Nieto, que aseguró que emitirán un comunicado o convocarán a los medios en breve.

La Fundación Autismo Sur inauguró en julio de 2015 la primera fase de la conocida como Ciudad del Autismo, un ambicioso proyecto que implicó a Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Gobierno, con la colaboración de entidades como Fundación Once, y que se abrió con una capacidad para 15 plazas de residencia y 10 de unidad de día. Esta obra inicial fue posible gracias a la cesión de suelo por parte del gobierno local y a la financiación de 3,6 millones de euros por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El objetivo es poder alcanzar las 50 plazas residenciales y 15 de unidad de día para personas que padecen algún trastorno del espectro autista, inicialmente con más de 16 años.

Sin embargo, la Junta aún no ha ratificado este acuerdo ni se ha puesto en marcha la primera fase. Este retraso ha llevado a medio centenar de familias malagueñas a constituir una plataforma para exigir al Gobierno andaluz el concierto de las plazas residenciales en la Ciudad del Autismo.

Más información