Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía retoma la formación para parados suspendida por el fraude

El Gobierno destina 65 millones de euros para cursos paralizados por la investigación judicial

Nuria López conversa con Susana Díaz en presencia de Javier González de Lara y Carmen Castilla.
Nuria López conversa con Susana Díaz en presencia de Javier González de Lara y Carmen Castilla.

Andalucía volverá a abrir en septiembre las aulas de formación para desempleados. Después de tres años interrumpidos por la apertura de un centenar de investigaciones judiciales ante la sospecha de fraudes, el nuevo consejero de Empleo, Javier Carnero, ha informado de la vuelta a los cursos, para lo que destinarán 65 millones de euros. El anuncio se ha sucedido a la reunión de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con las secretarias generales de los dos principales sindicatos, Nuria López (CCOO) y Carmen Castilla (UGT), y con el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara (CEA).

A la convocatoria para la organización de cursos podrán acudir todas las entidades que no hayan sido condenadas en firme por irregularidades sin más cautelas que las ya establecidas durante los años de fiscalización de los procesos de formación cuestionados por 18 juzgados diferentes en un centenar de investigaciones.

Hasta ahora, la Administración ha recuperado 8,7 millones de euros de las subvenciones concedidas para cursos y en cuya gestión se detectaron irregularidades. Las entidades que ya hayan devuelto las cantidades requeridas o hayan alegado, podrán volver a optar a organizar actividades formativas, según ha afirmado Carnero. “Es evidente que la administración andaluza, desde hace tiempo, tomó todas las cautelas administrativas. La puesta en marcha de los cursos se hará con todo el rigor administrativo", ha dicho.

Con esta medida, la Junta responde a una demanda permanente de las organizaciones sindicales con las que se ha reunido la presidenta. “La paralización de las políticas activas de empleo ha afectado a los derechos de los trabajadores. Andalucía necesita recualificar a los desempleados y adaptar los perfiles profesionales de los trabajadores a las nuevas actividades”, ha defendido Nuria López.

En este sentido, además de la reanudación de los cursos, Gobierno, patronal y sindicatos han acordado mantener abiertas cuatro mesas de negociación permanentes: relaciones laborales y seguridad laboral, políticas activas de empleo, formación profesional para el empleo y plan de apoyo a la negociación colectiva.

Estas mesas buscan la recuperación del diálogo social con objetivos concretos que aborden soluciones a la precariedad en el empleo y el paro.

González de Lara ha defendido la vuelta al diálogo como “la argamasa” para el crecimiento empresarial, que precisa, además, de un "entorno mucho más favorable para las inversiones" y el aumento de la dimensión y la densidad de las empresas.

Castilla ha defendido la negociación colectiva para aumentar los salarios y la recuperación de derechos laborales, así como la formación de los trabajadores ante las nuevas realidades tecnológicas.

En el mismo sentido se ha pronunciado Nuria López, quien ha insistido en que “el paro de larga duración y los bajos salarios hacen estragos en Andalucía", ha reclamado medidas para que la recuperación no se quede solo en grandes empresas y que se establezcan objetivos “concretos, cuantificables y medibles” para que el diálogo social no se quede en solo una foto.

Más información