Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ban Ki-moon confía en que España recupere el liderazgo en ayuda al desarrollo social

El ex secretario general de Naciones Unidas recibe el premio Unicef por su sensibilidad con la infancia

La reina Letizia este martes junto al ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
La reina Letizia este martes junto al ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. EFE

La Reina, en su condición de presidenta de honor de Unicef Comité Español, ha presidido este martes en Madrid la entrega de los Premios Unicef 2007, tras celebrar una reunión de trabajo con la institución sobre la aplicación de los objetivos de desarrollo sostenible en España. Los galardones tienen como objetivo reconocer el compromiso de personas o colectivos para cambiar la vida de los niños más vulnerables.

En la ceremonia de entrega, celebrada en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el ex secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon, que ha recibido el galardón Joaquín Ruiz-Giménez, ha afirmado en unas breves palabras en español sentirse “profundamente honrado”, del “privilegio de recibir este premio”. “Lo considero un reconocimiento a la labor de la Naciones Unidas y sus miembros, que trabajan por la paz, lo derechos humanos y el desarrollo sostenible, a su esfuerzo para ayudar a otros”.

Ban Ki-moon, que ha sido distinguido por su especial sensibilidad con la infancia, ha agradecido ya en inglés el trabajo de Unicef Comité Español, así como su compromiso con la infancia y ha afirmado que durante su mandato no hizo nada "extraordinario", sino "lo que debía hacer". El galardonado, que este lunes cumple 73 años, ha loado la solidaridad de los españoles y ha confiado en que España mantenga la posición de liderazgo en las ayudas en ayuda al desarrollo que tuvo en 2008. Con la crisis, los fondos de cooperación en España llegaron a sufrir recortes de hasta el 68%.

En 2016, la Ayuda Oficial al Desarrollo española se situó en 2.396 millones de euros, el 0,21% de la Renta Nacional Bruta, aportación que se sitúa a la cola de los donantes europeos. El último informe de la OCDE, de 2016, recomendaba a España que, aprovechando la mejora económica, debería establecer un plan concreto para alcanzar el compromiso de aumentar la Ayuda Oficial al Desarrollo hasta un 0,7% de la Renta Nacional Bruta, así como su compromiso con los países menos adelantados y con mayores necesidades.

Tras valorar más de 50 candidatos, el jurado, presidido por Antonio Garrigues, decidió conceder los galardones, además de Ban Ki-Moon, a Pulseras Candela, Proactiva Open Arms y Escuelab, como reconocimiento de los esfuerzos de todos ellos para contribuir a cambiar la vida de los niños más vulnerables y avanzar en la defensa de los derechos recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Pulseras Candela es una iniciativa de tres niñas (Daniela, Mariona y Candela) para sensibilizar y captar fondos para la lucha contra el cáncer infantil a través de la elaboración y venta de pulseras. Su trabajo, que ha merecido el premio Moviliza, ha logrado sensibilizar a la sociedad y ha recaudado un millón de euros que se ha destinado a la investigación del cáncer infantil.

Las impulsoras han agradecido el galardón y han destacado que el cáncer infantil es una enfermedad rara que afecta cada año a 1.200 niños y cuenta con poca financiación por lo que decidieron hacer estas pulseras para ayudar a una de ellas (Candela) afectada por una leucemia.

La ONG Proactiva Open Arms ha sido galardonada con el premio Transforma por su labor de salvamento de refugiados en el mar Egeo y el Mediterráneo central. Cuatro personas sin dinero iniciaron esta aventura que hoy es un referente en la salvación de vidas de refugiados. Su director, Óscar Camps, ha denunciado los mercados de esclavos que hay en “un país sin Estado”, Siria, “en pleno siglo XXI”, y ha explicado que uno de cada diez niños que viajan por el Mediterráneo van solos.

“Más que una ONG”, ha afirmado, “nos sentimos como un grupo de ciudadanos que no nos resignamos a ser cómplices”. Su esfuerzo ha logrado recuperar del mar a 1.200 personas a la deriva.

El trabajo emprendedor en el ámbito de la educación no formal, con especial foco en niños en situación de vulnerabilidad, ha hecho acreedora del último premio a Escuelab Innovación Educativa. Su presidenta, Cristina Balbás, ha criticado la situación de debilidad en la que viven muchos niños y niñas a los que su iniciativa trata de formar de manera crítica.

Carmelo Angulo, presidente de Unicef Comité Español, ha felicitado a los premiados y ha recordado las dificultades que atraviesa la infancia en el mundo, donde 16.000 niños mueren antes de cumplir los cinco años por las enfermedades y el hambre. También ha señalado que el 34% de los niños en España viven en riesgo de exclusión social y ha reclamado un pacto de Estado para afrontar el problema.

Además de Garrigues, el jurado de los Premios Unicef Comité Español 2017 ha estado compuesto, por el presidente de Vodafone España, Francisco Román; el director adjunto del diario EL PAÍS, Jorge Rivera; la presidenta de la Institución Educativa SEK, Nieves Segovia; la fotógrafa y Premio Nacional de Fotografía, Isabel Muñoz, y la directora general de la Fundación FC Barcelona, María Vallés. También lo integraron los miembros del Consejo de Infancia y Adolescencia de Alcobendas (Madrid), Zoe Martínez Elvira, y del Consejo de Infancia y Adolescencia de Avilés (Asturias) de 16 años, Luis Cortina Vílchez.

Más información