Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el cantautor asturiano Javo por simular su propia desaparición

El cantante utilizó documentación de un amigo para irse de fiesta a Ibiza sin dejar rastro, según la policía

Javo cantante asturiano
El cantante Javo en mayo pasado, antes de su supuesta desaparición.

Lo que parecía primero una preocupante desaparición y después pasó a ser un día de fiesta que le fue de las manos ha terminado con la detención del cantautor asturiano Javier Moros García, Javo, de 33 años. La Policía Nacional ha arrestado al músico por simular su desaparición y le ha imputado delitos de usurpación de la identidad y falsedad documental, según informa Europa Press. La expareja y compañera de piso del implicado denunció su supuesta desaparición en mayo pasado, pero el cantante dio señales de vida una semana después tras asegurar que había estado de fiesta en Ibiza.

Todo empezó el 26 de mayo, cuando la mujer con la que comparte piso el cantautor llegó al domicilio. Lo encontró vacío, pero "con rastros de sangre y con los muebles tirados", según informó el diario asturiano El Comercio. La preocupación creció porque, días antes, el cantautor había publicado en su perfil de Facebook la grabación de una supuesta amenaza de muerte que había recibido de un extranjero. En los comentarios, aseguró que lo denunciaría ante la Policía, aunque no llegó a hacerlo.

La Policía Nacional empezó a investigar el caso como una desaparición o una fuga voluntaria, hipótesis que creyeron más probable.

El 1 de junio, Javo apareció en Ibiza. La explicación que dio, reproducida en medios de la isla balear, fue que había mezclado con alcohol los medicamentos que toma para un trastorno de déficit de atención e hiperactividad y que no supo cómo acabó de fiesta en la isla.

A través de sus redes sociales anunció que estaba bien y días después colgó un vídeo pidiendo disculpas y contestando a cientos de críticas que recibió, en las que lo acusaban de fingir su desaparición para ganar fama. "Creo que esto es mi vida personal. O sea, me arrepiento de las consecuencias, no del acto. Me arrepiento de la gente que lo ha pasado mal porque yo no haya avisado a las personas que tendría que avisar. Ahora, no me arrepiento de haber salido de fiesta por Oviedo y haber acabado en Ibiza", explicó el cantante cuando todavía se encontraba en la isla balear.

A pesar de su reaparición, la policía siguió investigando y descubrió que el viaje a Ibiza había sido perfectamente planeado días antes. Según los investigadores, el implicado trató de ocultar sus planes utilizando la identidad de un amigo para viajar y hospedarse en este destino tan turístico. Tras prestar declaración, Javo ha sido puesto en libertad.