Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vecino de Las Rozas: “Es como si fuera un poco mi hijo”

Familiares, amigos, conocidos y desconocidos en el entierro de Echevarría

GRA154 LAS ROZAS (MADRID), 11062017.- Centenares de familiares, amigos y vecinos de Ignacio Echeverría, el joven asesinado el pasado fin de semana en los atentados de Londres, han acudido hoy al cementerio de la parroquia del Corpus Christi de la localidad madrileña de Las Rozas para despedirlo. EFEJavier López
GRA154 LAS ROZAS (MADRID), 11/06/2017.- Centenares de familiares, amigos y vecinos de Ignacio Echeverría, el joven asesinado el pasado fin de semana en los atentados de Londres, han acudido hoy al cementerio de la parroquia del Corpus Christi de la localidad madrileña de Las Rozas para despedirlo. EFE/Javier López EFE

Centenares de familiares, amigos y vecinos de Ignacio Echeverría, el joven gallego asesinado el pasado fin de semana en los atentados de Londres, acudieron este domingo al tanatorio municipal de Las Rozas para darle el último adiós.

El féretro con el cuerpo había llegado el sábado a España y fue recibido y condecorado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que le impuso la Gran Cruz del Mérito Civil.

Sus restos mortales fueron enterrados en el cementerio de Las Rozas, donde sus padres y hermanos estuvieron arropados durante toda la mañana y hasta bien entrada la tarde por numerosas personas que, aunque no conocían a Ignacio, se quisieron acercar a la morgue para transmitir a la familia sus condolencias.

Un dolor “sereno”

Vecinos, conocidos y anónimos que llegaron desde Madrid, desde Getafe, desde Majadahonda, desde diferentes municipios de la Comunidad de Madrid para, tal y como algunos decían al salir, acompañarles en su dolor “sereno”. Todos destacaron la entereza de la familia.

“Es como si fuera un poco mi hijo”, decía un vecino de Las Rozas que no le conocía personalmente. “Me siento identificado totalmente, tengo pena y dolor, y rabia también. Vengo a acompañar a la familia, me sentía con el deber de hacerlo”.

El padre de un antiguo compañero ensalzó su acto de valor que tuvo al tratar de defender a una víctima de los terroristas: “No todos los días tenemos un héroe así. Es importantísimo lo que nos ha enseñado este chico” afirmó.