Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete jóvenes denuncian que un dron les grabó mientras tomaban el sol desnudas en un barco en Mallorca

La Guardia Civil ha identificado a los autores que filmaron las imágenes desde un yate de lujo cercano

Vista aérea de la playa de Palma de Mallorca, Baleares. FOTO: Tolo Ramon. VÍDEO: ATLAS

Siete jóvenes mallorquinas han denunciado ante la Guardia Civil que un grupo de chicos extranjeros les filmó con un dron mientras tomaban el sol desnudas en la cubierta de una embarcación particular fondeada en la zona de Portocolom, en el municipio de Felanitx. La Guardia Civil de la localidad se ha hecho cargo de la investigación después de identificar a los autores de la filmación e indaga si el dueño del aparato tenía la licencia en vigor para poder manejarlo.

Según la denuncia presentada en la comandancia de la Guardia Civil del municipio, las siete jóvenes se encontraban pasando la jornada del pasado sábado en una embarcación propiedad de una de ellas. Mientras estaban fondeadas entre el faro y el Arenal de Portocolom con cinco de ellas tomando el sol desnudas en la cubierta del barco, se percataron de la presencia de un dron por la zona que estaba grabando en dirección al puerto y que poco después se les colocó “justo encima”, cambiando de posición constantemente y con el piloto de grabación de color rojo encendido.

Las chicas relatan que localizaron una embarcación cercana de unos 20 metros de eslora en la que pudieron observar “a un grupo de hombres mirando la pantalla y riéndose” de ellas. “Comenzamos a dar voces para que dejasen de grabar y les hicimos señas con los brazos” relatan las chicas, que afirman que los tripulantes del yate de lujo hicieron “caso omiso” de las señales y solo retiraron el dron cuando se dieron cuenta de que ellas estaban grabando con su teléfono móvil lo que estaba ocurriendo. Los autores de la filmación pusieron rumbo al puerto deportivo para amarrar el yate y las jóvenes les siguieron con su embarcación mientras llamaban a una patrulla de la Guardia Civil.

Según el relato de las chicas, cuando los tripulantes del yate se dieron cuenta de que estaban “furiosas” y habían llamado a la policía les intentaron sobornar, ofreciéndoles “dinero para ir a cenar a un buen restaurante” a cambio de no denunciar los hechos. Los chicos admitieron haber tomado imágenes de la cubierta del barco mientras ellas tomaban el sol pero les dijeron que las habían borrado inmediatamente, un extremo que ellas no pudieron confirmar según se afirma en la denuncia.

En el puerto deportivo se personó una patrulla de la Benemérita que medió entre ambas partes e identificó a los ocupantes del yate, que había estado participando como embarcación de apoyo en una regata de exhibición de veleros que había tenido lugar en aguas de Portocolom durante la jornada. La Guardia Civil investiga si los hechos han atentado contra la intimidad de las jóvenes y si el piloto del dron contaba con la licencia preceptiva para poder hacer volar el aparato.

Más información