Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los policías de Cataluña piden a Interior cobrar más por la presión social

Un sindicato policial reclama un complemento para los agentes destinados en la región a semejanza del que perciben los del País Vasco y Navarra

El Sindicato Profesional de Policía (SPP), el mayoritario en la escala de mando, ha pedido al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que incremente el complemento salarial por territorialidad que reciben los agentes destinados en Cataluña. El sindicato esgrime que el ambiente propiciado por el independentismo se asemeja cada vez más al que aún viven los agentes destinados en País Vasco y Navarra, y reclama incentivos económicos para evitar el éxodo de policías.

Un agente del Cuerpo Nacional de la Policia (CNP) hace guardia en la puerta de la Jefatura Superior de Policia, en Barcelona.
Un agente del Cuerpo Nacional de la Policia (CNP) hace guardia en la puerta de la Jefatura Superior de Policia, en Barcelona.

Más dinero en la nómina para los policías destinados en Cataluña para compensar la “presión social” que aseguran sufrir por parte de los independentistas. Esa es la propuesta que el pasado 24 de mayo el presidente del SPP, José Antonio Calleja, hizo llegar al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para evitar el actual “desarraigo” de los agentes allí destinados. Según confirma Calleja a EL PAÍS, el ministro “se mostró totalmente de acuerdo” y le anunció que iba a dar “las instrucciones oportunas” al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, para “elaborar un estudio al respecto y que se pueda implementar” la medida. Desde Interior reconocen que dicha petición se produjo en aquel encuentro, pero insisten en que el ministro “simplemente tomó nota”. “No hay ninguna decisión”, señalan.

El presidente del SPP detalla a EL PAÍS que en aquella reunión reclamó que los policías destinados en Cataluña “de alguna manera” sean “equiparados a los que están en el País Vasco y Navarra”, que cobran un denominado “complemento de territorialidad” de 600 euros brutos al mes desde hace años por la amenaza terrorista y como manera de incentivar que hubiera agentes que quisieran ir destinados allí. Un complemento que con la misma denominación, pero mucho menor cuantía, también cobran en Cataluña, en grandes ciudades y en otras regiones. Así, en la ciudad de Barcelona este incentivo se sitúa en torno a los 50 euros mensuales; en Madrid, por encima de los 170; y en Canarias y Baleares, en 140.

Pistolas eléctricas y otras reclamaciones

Más policías. En las reuniones con los sindicatos policiales, Zoido ha oído una queja recurrente: la falta de agentes. Un mal endémico que, como denuncian los policías, se ha agravado por la polémica jornada laboral que rige sus turnos de trabajo. El ministro esgrimió en su defensa las últimas ofertas de empleo público, que convocan un número de plazas similares a los años anteriores a la crisis.
Precariedad de medios. Los agentes denuncian que faltan chalecos antibalas, que los sistemas informáticos de las bases de datos están obsoletos y que buena parte del material que usan las unidades policiales está anticuado y no sirve para hacer frente a los nuevos tipos de delincuencia. Zoido les ha asegurado que estudia la adquisición, entre otros medios, de pistolas Taser o eléctricas.

Para este sindicato, estas diferencias económicas entre los agentes de las diferentes regiones no están justificadas en la actualidad. “En el País Vasco y Navarra, aunque ya no hay atentados terroristas, la presión social persiste. No olvidemos que hay una parte importante de la población, diferentes partidos y algunas instituciones públicas que están en contra de nuestra presencia en estas comunidades, y ello produce un coste psicológico a los funcionarios que algunas veces se traduce en problemas físicos. Por eso, defendemos que mantengan su actual complemento. Lo que planteamos ahora es que se incremente la cuantía del que reciben los agentes de otras regiones”, dice el representante sindical. En algunos casos, por la carestía de la vida. Y pone como ejemplo Ibiza, “donde alquilar una casa cuesta más que el sueldo que cobras”.

Muchas vacantes

En Cataluña, el complemento se justificaría por la “presión social” que ha desembocado en que esta comunidad sea la que tenga el mayor número de vacantes “con diferencia”, afirma. De un catálogo de puestos de trabajo de 3.800 agentes, sólo 2.900 están cubiertos, según diversas fuentes sindicales. “Raro es el día que en las portadas de los periódicos no se habla de la independencia. Todo eso es presión a la policía del Estado en Cataluña”, recalca Calleja.

Una situación que, en su opinión, se ha traducido en “una falta de arraigo” de los agentes que trabajan en esta comunidad. “Ya no hay policías catalanes. Quien lo quiere ser se va a los Mossos d'Esquadra. Eso hace que la gente que vaya allí lo haga casi por obligación, sabiendo que sus hijos van a tener que estudiar en un idioma que no es el castellano y con el agravante de que en algunos lugares, como en la ciudad de Barcelona, el nivel de vida es más caro”. La consecuencia de todo ello es, precisamente, que “la plantilla esté en continuo movimiento”. “Un policía que es destinado allí está un año, dos a lo sumo, y se va. Eso provoca serios problemas operativos en las unidades”, subraya.

Calleja admite que, de producirse esta subida en el complemento de territorialidad de los policías en Cataluña, el incremento “por lógica, debe trasladarse al sueldo de los guardias civiles que también están allí”, cerca de 3.200, según fuentes sindicales. Interior insiste en que Zoido se ha limitado a “tomar nota”.

Más información