Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una plaga de termitas amenaza con ocupar en su totalidad un juzgado de Torremolinos

“La situación se podría calificar de asquerosa", afirma el delegado del Colegio de Abogados en la ciudad. Los insectos han dañado ya muchos documentos

Un grupo de termitas, en la sede de los Juzgados de Primera Instancia de Torremolinos, en Málaga.
Un grupo de termitas, en la sede de los Juzgados de Primera Instancia de Torremolinos, en Málaga.

La sede de los Juzgados de Primera Instancia de Torremolinos (Málaga), en la avenida Palma de Mallorca a la altura del número 34, amenaza con convertirse en un gran quebradero de cabeza para la justicia andaluza y un auténtico festín para una plaga de termitas invasoras. Estas, que colonizaron el edificio hace meses colándose por la planta baja y asaltando el archivo de la dependencia judicial, se han extendido desde el pasado lunes por la primera planta y han alcanzado varios despachos, incluido el de la titular del Juzgado de Primera Instancia número 1. “La situación se podría calificar de asquerosa. Pese a que fumigaron hace ya dos semanas esto no tiene arreglo a no ser que envíen un camión y lo destruyan todo”, analiza contrariado Juan Ricardo Ruiz, delegado del Colegio de Abogados en Torremolinos y Benalmádena.

“Nadie quiere acceder al archivo, obviamente. Aunque exista una gran cifra de documentos digitalizados hay otros, muchos de ellos archivos originales, que solo se guardan en papel”

Los insectos ya han deteriorado numerosos expedientes y muchos de los trabajadores, según Ruiz, se han negado a entrar en el interior de la sala afectada. “Nadie quiere acceder, obviamente. Aunque exista una gran cifra de documentos digitalizados hay otros, muchos de ellos archivos originales, que solo se guardan en papel”, matiza. Los problemas de salubridad vienen de lejos y no solo por la aparición de estos bichos. El juez decano denunció el mal estado de las instalaciones a la Junta de Andalucía varias veces en el último año y medio, apoyado por los colegios de Abogados y Procuradores, entre otros organismos.

Un grupo de termitas en el interior de la sede antes de la fumigación.
Un grupo de termitas en el interior de la sede antes de la fumigación.

La sede, alquilada a un particular, sufre humedades y goteras y no puede absorber convenientemente la demanda de usuarios que a diario acuden a realizar sus gestiones en un edificio que también incluye el Registro Civil. “Una gran cantidad de gente hace cola en la calle, sin poder sentarse ni guarecerse dentro, ya sea en invierno o verano”, alega Ruiz.

El PSOE gobierna en minoría tras dos décadas de mandato del Partido Popular. El Ayuntamiento ofreció el Museo de la Ciudad (en desuso y terminado desde 2011 con un coste de cinco millones de euros) para que la sede afectada y dos dependencias adicionales —ubicadas en la misma avenida—se instalaran allí. “La Consejería de Justicia de la Junta no aceptó el traslado. Dijeron que no había espacio suficiente, pero ni siquiera tuvimos acceso al informe técnico. Tampoco habilitan un local vacío adyacente a la sede como medida provisional”, lamenta.

El Colegio de Abogados inició una recogida de firmas para exigir unas instalaciones “dignas” de las que ya han reunido cerca del millar de rúbricas. Ahora, temen un verano movido al incrementarse el volumen de trabajo de forma extraordinaria en una población que supera, entre Torremolinos y Benalmádena, las 300.000 personas en periodo estival.

En el edificio, que comprende tres plantas, trabajan más de una veintena de trabajadores. Una cifra que "supera el centenar de personas" al sumar todas las dependencias judiciales de Torremolinos, explica Juan Luque, portavoz del Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia en Málaga. "Hay diez juzgados con un mínimo de ocho personas en cada uno, sin contar jueces y secretarios. Ya denunciamos la situación, pero está claro que la Junta no quiere hacer ningún tipo de inversión”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información