Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas piden en Madrid salarios dignos y el fin de los desahucios

Las Marchas de la Dignidad vuelven a la concentrarse en la capital, como cada año desde 2014

Un grupo de participantes de las Marchas de la Dignidad, este sábado.

Bajo el lema Pan, Trabajo, Techo y Dignidad y con Ska-p como banda sonora, las Marchas de la Dignidad regresaron este sábado a Madrid. Miles de personas, llegadas de todos los rincones del país, se han manifestado en la capital para "acabar con los ladrones", reivindicar medidas contra la violencia machista, reclamar salarios dignos y pedir el fin de los desahucios. "Que viva la lucha de la clase obrera", "Bomberos forestales, derechos laborales" y "No toleramos ni un desahucio más", han sido algunas de las consignas gritadas al unísono por los asistentes.

Las Marchas de la Dignidad han contado con seis "columnas" que han partido de distintos puntos de la capital y que se han reunido en Neptuno a las 16.30 horas, en dirección a Gran Vía. Los manifestantes se han lanzado a las calles para hacer frente a la "precarización laboral" sufrida por los trabajadores y a los desahucios "perpetrados por quienes están en el Gobierno, los grandes banqueros, los de la patronal y sus secuaces".

Al frente de la manifestación se han dado cita el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, junto con otros miembros de la formación. Entre ellos, el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo; el tercer teniente de alcalde en la capital, Mauricio Valiente; y el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. "Queremos demostrar no solo la indignación, sino que hay alternativas. Tenemos la capacidad de construir una alternativa si trabajamos en un proyecto común, con gentes procedentes de todos lados para luchar contra la política criminal del PP", ha añadido el líder de Izquierda Unida.

"Hay que acabar con el Gobierno"

A pesar de las altas temperaturas, la afluencia ha sido masiva. Además de la mejora de la situación de los trabajadores y de la lucha contra la violencia machista, los concentrados han reivindicado el cuidado y la atención de las personas mayores y de las dependientes; así como la derogación de la Ley Mordaza y el mantenimiento de "unas pensiones dignas". Marta, llegada desde Asturias, ha asegurado que está "cansada de la situación española": "Hay que acabar con el Gobierno".

Francisco, que portaba una bandera comunista, ha pedido "acabar con los ladrones y dar el poder al pueblo". María del Pilar, por otro lado, ha instado al Ejecutivo a tomar soluciones "para acabar con la precariedad": "Estamos aquí para ver si se nos escucha".