Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe Anticorrupción confirma por escrito al número dos de Interior que no le investiga “a día de hoy”

Moix responde con un texto de siete líneas al oficio que le remitió José Antonio Nieto tras vincularle la fiscalía con la “chivada” a Ignacio González.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto.
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto. EFE

El último episodio de la polémica sobre el escrito de la Fiscalía Anticorrupción que acusaba de la “chivada” en el ‘caso Lezo’ al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, tiene siete líneas. El jefe de Anticorrupción, Manuel Moix, remitió el pasado miércoles un escrito de siete líneas al número dos del Ministerio del Interior, al que ha tenido acceso EL PAÍS, en el que le reconoce que la polémica expresión recogida en el escrito de los fiscales “ha podido dar lugar a confusión”. El texto recalca que ésta “no implica la existencia de investigación alguna contra su persona a día de hoy”. Moix rechaza facilitarle más información “dado el carácter secreto del procedimiento”.

El escrito es la respuesta al oficio que Nieto remitió en la noche del 9 de mayo, el día que trascendió el escrito de Fiscalía que le señalaba como presunto autor de una filtración. En el mismo, el secretario de Estado de Seguridad le exigía al máximo responsable de Anticorrupción que le informase si sus subordinados en el caso Lezo le acusaban de haber participado supuestamente en el chivatazo a Ignacio González. El número dos de Interior pedía también que, de ser así, se le explicasen “los motivos por lo que hasta la fecha no ha sido notificada [...] referencia alguna sobre hechos tan graves”. El documento concluía reclamando que “de no ser cierta o ser inexacta la información publicada” la fiscalía emitiese “una nota aclaratoria a los medios de comunicación matizando o desmintiendo la noticia referida para evitar el daño que dicha información” le está provocando a él y a Interior. El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, le pidió poco después disculpas públicas en una entrevista radiofónica.

La aparición del nombre de José Antonio Nieto en el caso Lezo surge de uno de los pinchazos telefónicos a Pablo González, directivo de Mercasa y hermano del expresidente madrileño. En el mismo, se le escuchaba decir a su interlocutor que este estaba “un poco preocupado” porque “le habían avisado de que tenía pinchados los teléfonos”. El escrito de los fiscales apuntaba que Ignacio González tenía entonces interés en saber quién estaba al frente de la investigación de sus asuntos en la Policía Nacional “por la presunta investigación chivada del secretario de Estado de Seguridad”, en referencia a Nieto.

El 6 de marzo de 2017, el presidente madrileño y sus hermanos Pablo —también encarcelado bajo fianza— e Isabel, diputada autonómica madrileña, se reunieron en el despacho del primero y mantuvieron una conversación que fue grabada por orden judicial. Dos días después, el 8 de marzo, Pablo González se reunió con el número dos de Interior. Según los fiscales, el auto del juez Eloy Velasco en el que ordenaba el ingreso en prisión de Ignacio González ya valoraba “la gravedad de la comunicación” con Nieto “por lo que ello puede implicar”. Nieto reconoció entonces el encuentro con el hermano del político ahora encarcelado, pero negó haber hablado con él de una investigación que, reiteró, desconocía. En su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso días después mantuvo esta versión. 

Más información