Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España ha reducido su presupuesto para becas Erasmus más del 50% en los últimos seis años

Los 61,3 millones de 2011 han pasado a menos de la mitad, 29 millones, durante la crisis

El programa Erasmus cumple 30 años. España, que empezó con 95 universitarios, ronda los 40.000 participantes anuales. El número de alumnos se mantiene pese al recorte que ha sufrido el programa de becas más famoso de la Unión Europea. Los 61,3 millones que se destinaban en 2011 han pasado a menos de la mitad, 29 millones, este curso tras caer aún más durante la crisis, aunque ha habido cierta recuperación desde 2015. La aportación de Bruselas ha subido en estos seis años.

Estudiantes de Erasmus a las puertas de una Universidad de Roma.
Estudiantes de Erasmus a las puertas de una Universidad de Roma.

España sigue siendo el país preferido por los estudiantes Erasmus. Y la Universidad de Granada, la más concurrida de toda Europa. Representantes del Ministerio de Educación acudieron el 16 de mayo a un acto en Barcelona para celebrar el 30 aniversario de uno de los programas que más ha hecho por la unidad del continente y para destacar algunas de las cifras que le acompañan.

Según el ministerio destacaba, al menos el 20% de los graduados en educación superior han salido de España con estas ayudas. “El éxito del programa Erasmus en España es indiscutible, no solo entre la comunidad universitaria, sino también en toda la sociedad”, explicó en ese foro el secretario general de Universidades, Jorge Sáinz.

Pese a los efectos reconocidos de este plan europeo en la mejora de las competencias y la ampliación de horizontes de los estudiantes, la crisis económica ha mermado el esfuerzo presupuestario. En el último lustro, España ha pasado de destinar 61,3 millones de euros a 29.

Los datos de esta evolución aparecen recogidos en una respuesta parlamentaria a la pregunta del diputado Miguel Ángel Heredia (PSOE), quien quiso conocer el número de estudiantes universitarios que solicitaron las ayudas en 2015 y su evolución desde 2011 —último año de Gobierno socialista— por años, provincias y comunidades autónomas. “El intercambio de estudiantes es una de las grandes apuestas de la UE, que hacen más Europa. El dinero de España ha ido aumentando progresivamente hasta que llegó Mariano Rajoy, que le ha dado un tajo tremendo”, señala Heredia. Los más de 60 millones de 2011 menguaron a 16,3 millones en el curso 2014-2015. El curso pasado la cantidad creció a 23,5 millones y para este curso ha vuelto a subir hasta los 29 millones.

España ha reducido su presupuesto para becas Erasmus más del 50% en los últimos seis años

El dinero que aporta España complementa los fondos destinados por la UE. Bruselas ha incrementado 10 millones su partida desde 2011, un 27% más, según se desprende de los datos facilitados por el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE), encargado de gestionar estas ayudas. Su director, Pablo Martín, explica que hasta 2013 la subvención española era complementaria. “Se adjudicaban por movilidades y se añadía un dinero adicional desde aquí”, señala. A partir de 2014, el año en el que el presupuesto español cae a su cuantía más baja, España decidió hacer su propia convocatoria. Ese año salieron 36.842 alumnos fuera, el número más bajo en el último lustro. Y en 2016 ha vuelto a cambiar el modelo, que se gestiona como un fondo común.

Los erasmus españoles reciben entre 200 y 400 euros al mes, según el SEPIE. Heredia reclama que esa cantidad “ínfima” se amplíe, sobre todo en el caso de familias “de escasos recursos”. “¿Por qué no hay una voluntad política y se demuestra la mejora de la economía con una apuesta por la política de becas?”, reclama el diputado. El ministerio prevé de nuevo 29 millones para este año.